La Casa Blanca declinó comentar hoy sobre las especulaciones de que un juez clave de la Corte Suprema anunciaría su retiro mañana, último día del año judicial en Estados Unidos.

El juez Anthony Kennedy, quien ha emitido el voto decisivo en algunas de las decisiones más importantes del tribunal, cumplirá 81 años el mes próximo y se cree que está pensando en jubilarse.

Cuando se le preguntó sobre esto, la asesora de la Casa Blanca Kellyanne Conway le dijo a ABC: “Nunca revelaré una conversación entre un juez y el presidente o la Casa Blanca, pero estamos prestando mucha atención a estas últimas decisiones”.

La Corte Suprema de Estados Unidos. El juez Kennedy es el segundo sentado desde la izquierda. REUTERS

Una de esas decisiones se tomará mañana, cuando el tribunal se pronuncie sobre el desafío de la Casa Blanca al fallo de un tribunal que bloqueó el intento de Donald Trump de limitar los viajes desde siete países predominantemente musulmanes.

Kennedy, quien fue nombrado en la Corte Suprema por el presidente Ronald Reagan en 1988, ha mantenido un voto oscilante.

Mirá también

El senado de EE.UU. confirmó a Neil Gorsuch como juez de la Corte Suprema

Generalmente se mantiene del lado de los conservadores en asuntos económicos, control de armas y derechos de voto, pero está con los jueces liberales si se trata de temas sociales como los derechos de los homosexuales, la pena de muerte y el aborto.

Fue Kennedy quien redactó el fallo que estableció el derecho constitucional al matrimonio entre personas del mismo sexo a nivel nacional.

Diez días atrás todos los miembros de la Corte se reunieron con el presidente Donald Trump y su esposa Melania. Kennedy es el cuarto desde la izquierda. AP

La especulación sobre su retiro fue provocada en parte por su lentitud para contratar empleados para el próximo año judicial.

Mirá también

La Corte desafía a Bush y falla a favor de presos de Guantánamo

Si se jubila, Trump tendría la oportunidad de profundizar su marca en el poder judicial de la nación con la posibilidad de elegir otro juez para un lugar vitalicio en la Corte Suprema.

Su primer designado, Neil Gorsuch, se unió a la Corte Suprema en abril.

Los republicanos tienen una mayoría de 52 – 48 en el Senado, y necesitarían sólo una mayoría simple para llenar una vacante en la Corte Suprema (de nueve miembros).

Pero un sucesor fuertemente conservador podría empujar a la Corte firmemente a la derecha, y los demócratas dicen que lucharían contra esto férreamente.

Agencia AFP



Fuente