Las horas de Policía Adicional (Polad) se contratan externamente con cada comisaría. Lo puede hacer un particular, una empresa, un comercio o un edificio público para solicitar el servicio de seguridad.

Se tienen que cumplir indefectiblemente cuando el policía está de franco, no cuando está en servicio o cuando hace horas extras (Cores).

Según el jefe de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense, Guillermo Berra, a cada agente que recibe un Polad “se le asigna el objetivo de acuerdo al contrato con la comisaría”.

Así, se le paga una hora determinada y el policía tiene que ir a cumplir su servicio. Después cobra.

“Eso se está bancarizando, pero hay comisarías que lo tienen por tablas y lo pagan en efectivo”, puntualizó Berra.



Fuente