Volvía de bailar con un amigo. Eran las 6 de la mañana y Franco Matías Sánchez (25) iba rumbo a la parada de colectivos de la línea 177, a metros del populoso cruce de Pasco y Salta, en Temperley. No llegaría. Un grupo de jóvenes, lo siguió y se cruzó en su camino: lo patearon, le pegaron y le rompieron la cabeza con una piedra. Sobrevivió apenas 23 horas.

Todo sucedió el viernes pasado a las 6, a metros de la esquina de Salta y El Churrinche, en el barrio de San José de Lomas de Zamora, cuando mucha gente sale para su trabajo. Según la familia de la víctima, lo atacaron para robarle la billetera.

Mirá también

Crimen en el templo umbanda: cayó el ex novio de la joven asesinada

Franco, que tenía dos hermanos mayores y dos medio hermanas adolescentes, era papá de una nena de 4 años y regresaba a su casa de Banfield donde vive con su padre, con quien trabajaba en albañilería, cuando fue interceptado por los agresores. Estaba llegando a la parada del 177.

Franco Matías Sánchez tenía 25 años y fue asesinado a golpes en el barrio San José de Temperley. (Facebook)

Tras el ataque, Franco fue trasladado al hospital Gandulfo y la intención era derivarlo al de alta complejidad de “El Cruce” de Florencio Varela, pero las lesiones que había sufrido en la cabeza eran demasiado graves, y falleció la madrugada del sábado.

Según contó a la policía una empleada de panadería de la zona, eran entre cinco y seis los jóvenes que atacaron a Franco. Tras golpearlo hasta con un piedra al menos tres veces en la cabeza, los agresores se fugaron del lugar, dejándolo tirado en el piso.

Antes de escaparse, los atacantes se llevaron la billetera, pero no el celular de la víctima. Su amigo, que había escapado del lugar corriendo, cuando regresó encontró a Franco tirado en la vereda, con la cabeza ensangrentada.

Mirá también

Horror en Misiones: estranguló a su madre para quedarse con su casa

El fiscal Gabriel Lo Schiavo, de la UFI N°7 de Lomas de Zamora, recaratuló la causa original de “lesiones graves” como “homicidio en riña”, pero los familiares creen que lo mataron para robarle.



Fuente