El director general de la empresa procesadora de carnes más grande del mundo fue arrestado el miércoles en Brasil bajo sospecha de manipular los mercados financieros.

Wesley Batista fue detenido en Sao Paulo. El y su hermano Joesley, expresidente del directorio de JBS, han expresado en acuerdos con la fiscalía que la empresa pagó sobornos a decenas de políticos, entre ellos el presidente Michel Temer.

Esta investigación, la más grande de la historia brasileña, ha implicado a varios expresidentes, entre ellos al ex-presidente Luiz Inacio Lula da Silva.

Los directivos de JBS han respaldado con pruebas algunas de sus denuncias más graves, entre ellas la de que Temer se disponía a recibir millones en pagos por ayudar a la procesadora. Pero últimamente los fiscales han cuestionado si Joesley Batista y otros directivos no ocultaron información, violando así sus acuerdos.

La planta de la compañía JBS en Lapa, en estado de Paraná. Este miércoles, la policía arresto al CEO de la compañía.

“Las víctimas no son solo accionistas de JBS”, dijo el investigador policial Rodrigues Alves. “En un contexto mayor, el país es una víctima en la medida que los crímenes afectaron la confianza del mercado”.

En el transcurso de 10 días en mayo, cuando empezó a trascender que los hermanos negociaban acuerdos que incluían acusaciones gravísimas, las acciones de JBS cayeron a pique hasta perder casi la mitad de su valor.

Se emitió una orden de arresto para Joesley Batista, aunque éste directivo está preso desde el domingo. Se entregó al surgir interrogantes sobre si había ocultado información durante su declaración a la fiscalía.

Fuente: AP



Fuente