Pasaron 557 días desde que Marcelo Barovero atajó por última vez en River pero los hinchas lo extrañan cada vez más. Ni Augusto Batalla, primero, ni Germán Lux, después, pudieron quitar, o al menos, menguar ese sentimiento que invade a las almas riverplatenses. Entonces, la imagen del superhéroe del buzo verde, protagonista estelar del último equipo multicampeón se agiganta cada vez más. Al mismo tiempo, la ilusión que tienen por volver a verlo defendiendo el arco millonario crece. En todas las encuestas gana por por amplio margen. Y un llamado desde Buenos Aires a México podría activar su vuelta.

“Para saber si Marcelo (Barovero) puede volver ahora, primero me tienen que llamar los dirigentes de River y recién ahí puedo empezar a hablar con él de. Tenemos que ver también las condiciones económicas para plantear la situación con la gente de Necaxa (club de México en el que ataja Trapito)”, comentó el representante de Barovero, Marcelo Franceschini, en El Superclásico (AM 630, radio Rivadavia).

Aunque la cuestión no es fácil. Barovero tiene contrato con el Necaxa de México hasta junio de 2019 y posee una cláusula de rescisión de siete millones de dólares. “Todo es negociable”, afirmó Franceschini aunque también indicó que la salida del arquero de 33 años puede ser más factible en junio de 2018. “Él está cómodo en Aguas Calientes, la ciudad en la que vive en México pero a veces hablamos de River y se pone nostálgico”, contó su representante.

Mirá también

Rodolfo D'Onofrio fue lapidario sobre el día del gas pimienta y explicó por qué se metió en la Bombonera

Se había barajado la posibilidad de esperar hasta junio de 2018 pero los constantes errores de Germán Lux, la pérdida de confianza con Augusto Batalla (el fin de semana pasado lo bajaron a Reserva) y las escasas garantías que, en principio, ofrecería Enrique Bologna, hacen que River esté apurado en búsqueda de un arquero.

De los tres, Lux seguiría hasta mitad de año, Bologna está en duda y Batalla sería cedido a préstamo o negociado. Si éstos últimos dos se van, la idea es subir a un pibe de la Reserva como tercer arquero. Sería Ezequiel Centurión. Además de Barovero, hay otros nombres que suenan: Nahuel Guzmán (en Tigres de México), Fernando Muslera (en el Galatasaray de Turquía) Mariano Andújar (Estudiantes de La Plata) y Franco Armani (Atlético Nacional de Medellín).

Mirá también

¿Quién va a ser el arquero de River en 2018?

No será el único refuerzo que intentarán traer cara al próximo año. También irán a buscar un mediocampista central (Damián Musto, hoy en Tijuana de México, y Lucas Menossi, de Tigre, son las opciones que se manejan), otro por la derecha (volvió a sonar Walter Montoya) y dos o tres delanteros.

En este sector, los apuntados son Silvio Romero y Lucas Pratto. Ninguno tiene cláusula de rescisión y sus clubes (América de México y San Pablo de Brasil) estarían dispuestos a negociarlos y a los dos les seduce jugar en River, aunque la cotización de ambas es alta. También suena Franco Soldano, de Unión.



Fuente