México vivió en octubre pasado su mes más violento desde hace 20 años, con la cifra récord de 2.371 homicidios, un dato que se da a conocer justo unas horas después del asesinato del ombudsman del noroccidental estado de Baja California Sur. Desde que iniciara el registro del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) en 1997, no se había dado un mes que acumulara un número de asesinatos semejante. En lo que va del año, ya ha habido tres meses (mayo, junio y octubre) que han marcado cifras récord en este delito.

Mirá también

México: el vicepresidente de Televisa muere por un balazo de su custodio

En total, 2017 suma 20.878 homicidios, con lo que ya supera al año anterior, cuando hubo 20.547 asesinatos en todo el país. Así, este año se convierte en el más violento desde la llegada al poder del presidente de México, Enrique Peña Nieto, en el cargo desde el 1 de diciembre de 2012.

Si bien los homicidios anuales en la actual Administración no han llegado a superar los 21.459 que dejó 2012, el último año del Gobierno de Felipe Calderón (2006-2012) -utilizado como referencia para evaluar los progresos en seguridad de Peña Nieto-, de continuar a este ritmo, 2017 cerrará, previsiblemente, con cifras mayores. Incluso se podría llegar a superar lo ocurrido en 2011, cuando hubo 22.855 homicidios, el mayor número registrado en dos décadas.

Custodia. La policía custodia, en agosto, una playa de Cancún. AFP

Los estados en los que durante octubre se cometieron un mayor número de asesinatos fueron Baja California (207), Guerrero (198), Estado de México (189) y Veracruz (174).

Mirá también

Con una bazuca lanzaban cocaína de México a Estados Unidos

En este marco de violencia, la noche del lunes se produjo el asesinato del presidente de la Comisión de Derechos Humanos del noroccidental estado mexicano de Baja California Sur, Silvestre de la Toba. El ombudsman fue atacado mientras viajaba en un vehículo con su familia en el municipio de La Paz.

Varios sujetos abrieron fuego desde un auto contra los ocupantes del vehículo. De la Toba y su hijo perdieron la vida, mientras que su esposa y su hija resultaron heridas de gravedad, según la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

El fiscal de Baja California Sur, Erasmo Palemón, afirmó hoy en entrevista con Radio Fórmula que las autoridades no pueden decir todavía cuál fue el móvil del ataque: “Nosotros no quisiéramos adelantar, a riesgo de caer en una especulación; preferimos que sean los hechos de la investigación lo que revelen qué pasó”.

Mirá también

En una prisión de México, los guardias permitían a los narcos asesinar y quemar a sus víctimas

El director general del Observatorio Nacional Ciudadano, Francisco Rivas, dijo al respecto que las cifras oficiales, aunque sorprendentes, no toman en cuenta la cantidad de desaparecidos que hay en el país y que parte del problema es el poco liderazgo que se ve por parte de las gobernaciones estatales. “Tenemos casos como Baja California o el caso de Tabasco, que son estados en donde la autoridad literalmente no sabe qué hacer y las cosas son tan graves que ocupan los primeros lugares en muchísimos delitos”, señaló en entrevista con Televisa al enumerar delitos como la extorsión, el robo y el secuestro. Rivas indicó que además de los homicidios, se ha registrado un aumento considerable en los robos.

El director del Observatorio Nacional Ciudadano advirtió que si se mantiene esta tendencia al alza en los índices delictivos, 2017 cerrará como el peor año en materia de inseguridad y quizás con una cifra que supere los 27.000 muertos.

Fuente: EFE y DPA



Fuente