El caos y el suplicio que se volvió atravesar el puente internacional San Roque González de Santa Cruz tomó una nueva impronta, por lo menos del lado paraguayo. Es que en la mañana de ayer, se llevó a cabo una importante reunión entre autoridades nacionales y locales de Paraguay, en la sede de la Gobernación de Itapúa, para plantear las principales problemáticas que se pueden ver todos los días en el paso Posadas-Encarnación y tratar de alcanzar urgentes soluciones.

Entre algunas de las posibles resoluciones a corto plazo, se propuso la posibilidad de extender el horario del tren, activar la balsa y la lancha para descomprimir el tránsito en el puente, como también se visibilizó la necesidad de que todas las casillas funcionen las 24 horas, hasta que se puedan implementar nuevos puestos de control.

Del lado paraguayo hubo representación de la cancillería, a través del director de Comercio Exterior Miguel Olmedo, además del gobernador de Itapúa Federico Vergara, el intendente de Encarnación Luis Yd, concejales y representantes de los distintos sectores.

Mientras que del lado argentino, estuvo el cónsul en Encarnación Ricardo Zuberbühler, empresarios y la organizadora de la marcha a favor de la agilización, Mariel Maluf. No se hicieron presentes funcionarios ni representantes de Migraciones o Aduanas.

Pedidos a anotar

Olmedo tomó nota de cada uno de los pedidos que serán presentados hoy en una reunión que se llevará a cabo con la presencia de una representante del Ministerio del Interior, que estará en la ciudad de Posadas.

Quienes expusieron coincidieron al destacar que el problema más grande del paso es la falta de casillas y de personal. Ampliar el centro de fronteras con más puestos de control fue la conclusión primaria, promesa del gobierno nacional argentino que fue reiterado en la oportunidad por el cónsul. “Está en proceso, no sólo la mejora de las fronteras, sino también la seguridad. Antes había un proyecto paliativo pero ahora es un proyecto enorme, con financiamiento, más amplio, integrador para lo que se necesitan hacer licitaciones, pero ya comenzaron los movimientos de suelo, para fin de año se estaría terminado con 20 casillas de cada lado”, remarcó Zuberbühler.

En tanto, los presentes insistieron en que se trata de una solución a largo plazo, y que las casillas habilitadas suelen estar vacías, con el funcionamiento solamente de algunas. “No sé si es problema de sueldos, horas extras, vacaciones o por qué aún no se ha dispuesto personal para que esté las 24 horas”, se preguntó el gobernador Vergara.

Por otra parte, Martín Oria, presidente de la empresa ferroviaria Misión Guaraní (concesionaria del tren binacional junto a la empresa Don Casimiro) solicitó la extensión del horario del tren, teniendo en cuenta que es uno de los medios más utilizados para el cruce.

En tanto, Juan Jose Mininni manager de la empresa Don Casimiro fue tajante al señalar la importancia de cuidar las vidas humanas. “Tienen que sentarse los funcionarios con poder de decisión y ponerse las pilas, la gente no puede andar corriendo atrás del transporte, se muere en el puente”, dijo.

Por otra parte, también la presidente de la Cámara paraguaya de Turismo Olga Fischer remarcó la necesidad del regreso de la balsa, o bien una lancha enmarcada en la imposibilidad de poder concretar la ruta jesuítica –ampliamente promocionada por los países del Mercosur – por la lentitud del puente.

Debate intenso

La jornada comenzó con las palabras de Vergara, que entre otras cosas pidió un debate tolerante. Si bien, el pedido fue respetado, tuvo un matiz intenso al momento en que se planteaban las medidas adoptadas del lado argentino.

El Gobernador de Itapúa remarcó que “la idea es encontrar una solución pacífica a este problema. Hay un malestar general con esto que pasa, y se puede ver en el bocinazo que se va a realizar mañana (por hoy) en Encarnación. Hace 48 horas se aprobó una resolución en la Junta Departamental que repudia esta situación y autorizó la presentación de una denuncia ante el Parlasur”. “Más allá de todas las conversaciones nuevamente vi hoy una larguísima cola para cruzar y confirmé que solamente dos casillas se encuentran habilitadas, lo que quiere decir que no hay voluntad”, sentenció.

Al respecto, el intendente Yd destacó: “Quiero denunciar la desidia total de las instituciones argentinas ubicadas en la cabecera del puente en Posadas”. “Tenemos conocimiento de que el senador Humberto Schiavoni estaba recabando información y hay autoridades nacionales en la Argentina que están recibiendo este reclamo del trato deshumano”, añadió.

Coincidentemente, Mirta Montiel, de la Cámara de Comercio, deslizó que “se incrementó la humillación y degradación de los derechos humanos de argentinos y paraguayos. No puede ser que sólo hayan dos casillas abiertas. Los funcionarios tendrían que haberse puesto las botas y habilitar nuevas casillas de forma urgente”. “Estamos hablando de gente mayor de edad, embarazadas, eso viola la convención de los derechos humanos, de la discapacidad, la vejez y del niño. Este pedido fue también aprobado en la Cámara de Diputados”, dijo.

El debate se puso aún más tenso al momento en que los concejales Andrés Morel y Silvio Piris reclamaron respuestas concretas a la Cancillería. “No pueden impedir la relación mutua, tenemos que agotar todas las instancias para lograr la agilización”, dijo Morel.

La reunión culminó cerca del mediodía. Luego, Vergara, Yd y otros funcionarios se movilizaron hacia la cabecera del puente para ver las extensas colas que ayer nuevamente fueron protagonistas del paisaje fronterizo.

Urgencia en el turismo por el camino jesuítico

Uno de los principales requerimientos en la jornada de debate derivó del turismo. Es que como bien lo remarcó la presidente de la Cámara de Turismo paraguaya, Olga Fischer, hay una fuerte promoción al circuito de las misiones jesuíticas que se ve trunco con la lentitud del paso en el puente San Roque González de Santa Cruz.

“Venimos trabajando hace muchísimos años en el circuito internacional de las misiones. Paraguay tiene ocho pueblos jesuíticos ligados a Misiones, que tiene once”, destacó.

Al tiempo que añadió: “Imagínense la importancia que tiene para nosotros el puente para poder ir de una misión a otra. Con doce horas de cola, ¿por dónde podemos pasar a los turistas?. No tenemos ni balsa ni lancha”.

“Teníamos todo para empezar a operar la balsa en Puerto Rico-Puerto Triunfo pero se quedó allí, nunca prosperó. Los fines de semanas no hay balsa en Bella Vista- Corpus, y entresemana solamente hasta las 16.30 que es super temprano”, lamentó la funcionaria.