[ad_1]

Amado Boudou quedó en libertad. Dejó atrás los 70 días que pasó en el penal de Ezeiza y también su lujoso departamento en Puerto Madero, el mismo donde el 3 de noviembre fue detenido durante la madrugada, acusado de asociación ilícita y lavado de dinero. Visiblemente más delgado, con el cabello corto, después de firmar los papeles de su excarcelación se dirigió a su nuevo hogar: Salmun Feijoo 735 en el barrio de Barracas, un coqueto edificio industrial reciclado bajo el formato de lofts. El 1-37 es donde vive ahora el ex vicepresidente. El loft pertenece a un amigo y ex funcionario, Pablo Fontdevila, ex director de Conectar Igualdad, quien lo estaba esperando.

Amado Boudou, en el video que grabó luego de pasar 70 días en prisión.

Hasta hace dos meses Fontdevila vivía allí. El llamativo edificio del barrio de Barracas fue en 2005 sede de CASA FOA. Luego el reciclaje convirtió a las viejas instalaciones de una fábrica abandonada en un atractivo edificio, considerado hoy uno de los mejores del país en su estilo. Como contó Clarín, donde había talleres y oficinas ahora hay viviendas unipersonales y familiares de diferentes tamaños y diseños. Jardines de diseño, una pileta triangular y vista a los techos de las casonas bajas vecinas.

Amado Boudou es saludado por militantes, al recuperar la libertad. EFE/TÉLAM/Ramiro Gómez

Con un embarazo avanzado, a la espera de mellizos, Mónica García de la Fuente se mudó hace dos meses allí y Pablo Fontdevila dejó el complejo en el que no mantenía una buena relación con los vecinos. Algo que revirtió la pareja de Boudou, quien se instaló en el departamento hace poco. De perfil bajo, en el edificio de Barracas prácticamente no se la vio, nunca bajó a la pileta, ni se mostraba demasiado. Eso sí, sin ninguna alteración, visitó siempre al ex vice en el Penal de Ezeiza.

A mediados de noviembre, venció el contrato de Puerto Madero donde alquilaba Boudou. Allí, fue el personal de Prefectura Naval para cumplir con la orden de detención del juez Ariel Lijo. Las imágenes los mostraron descalzo, despeinado y en pijama. Esto devino en una causa judicial por la filtración de las imágenes.

La pareja del ex vice, cuando éste cumplía su prisión preventiva en Ezeiza, le comunicó que debía mudarse. Decidieron entonces, no renovar el alquliler en Puerto Madero y se trasladaron a Barracas. A la espera de poder cobrar su jubilación de privilegio por haber sido vicepresidente, buscaron un lugar de un valor más económico que el que pagaban en el complejo Madero Center.

Fue así que llegaron al edificio de Salmun Feijoo al 700. El departamento se encuentra a nombre de Adrián Kchayoglu antiguo titular del loft y quien se lo vendió a Fontdevila, quien ahora le alquila a Amado Boudou y a su pareja. Los une una historia de amistad y sus vínculos con el poder político.

Mirá también

Amado Boudou quedó libre: "El sistema judicial está haciendo abusos"

En 2014 Fontdevila tuvo a cargo la contratación de un nuevo sistema informático de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (Arba) que requirió una inversión de 53 millones de dólares. Se conocen desde que Boudou estuvo al frente de la ANSES, incluso el dueño del loft dirigió el programa Conectar Igualdad también y de la mano de Néstor Kirchner, en 2003, fue nombrado jefe de Gabinete de la Intervención Federal en Santiago del Estero.

Lejos de la función pública, el viernes por la noche Fontdevila volvió al edificio del barrio de Barracas a la espera de la llegada de Boudou. Al igual que otros amigos que lo visitaron hasta las dos de la mañana. Así, el ex vicepresidente de Cristina Kirchner dejó Puerto Madero después de dejar la prisión.

Mirá también

Tras 70 días en la cárcel, liberaron a Amado Boudou bajo caución juratoria y sin tobillera

Fue la sala de feria de la Cámara federal porteña la que en 48 horas concedió la libertad a Boudou al revocar las dos prisiones preventivas que el juez Ariel Lijo le había dictado en dos expedientes: en el que investiga un presunto enriquecimiento ilícito, donde se acusó a Boudou por asociación ilícita y lavado de dinero, y donde lo procesó por peculado al rendir tres viáticos con facturas apócrifas cuando era ministro de Economía.

El lunes volverá a los tribunales de Comodoro Py, pero a diferencia de la última vez, como una persona libre. Deberá firmar el acta donde jura estar a derecho y en el juzgado de Lijo le devolverán su DNI. Por delante queda un frente judicial complejo: en febrero se retoman las audiencias del juicio por la compra de la ex calcográfica Ciccone, se debe fijar nueva fecha y tribunal para la causa en la que se lo acusó de transferir un vehículo con documentación apócrifa, y enfrentará otro juicio por la compra de autos de alta gama cuando era funcionario.w

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS