El Archivo Fílmico de Frisia, en Holanda emitirá a partir de hoy la película completa de cine mudo “Detenido”, protagonizada en 1924 por Stan Laurel “el Flaco” de “El Gordo y el Flaco”, tras localizar por casualidad mientras se realizaba un inventario, los fragmentos perdidos de este antiguo largometraje.

“Descubrimos secuencias de la película de Stan Laurel que se pensaba que se habían perdido. En una de las escenas interpreta a un prisionero que termina en la horca, un fragmento que faltaba en todas las copias que hay en el mundo“, explicó el archivo fílmico en un comunicado.

Un video en la web del Archivo muestra los fragmentos encontrados y compara escenas de la película sin ellos -tal como se la conocía hasta ahora- y con su inclusión.

Cargando video…

La institución celebra que este 2018, año en el que la ciudad de Leeuwarden es Capital Europea de la Cultura, comienza con un “descubrimiento único” en el mundo cultural.

Esta escena con efectos especiales se ha descubierto dentro de la copia de la película que está en posesión del Archivo, cuando un equipo estaba realizando un inventario de las películas viejas de nitrato para un gran proyecto de digitalización.

Fue Jurjen Enzing, un empleado de esta institución, quien reconoció al famoso actor Stan Laurel, que actúa sin “el Gordo” Oliver Hardy en esta película que data de 1924.

Mirá también

Abusos en Hollywood: todo empezó con el cine mudo

Según explican en la nota, Enzing decidió investigar de qué película procedían esos fragmentos, lo buscó en internet y se encontró con las respuestas que buscaba en el libro “Stan sin Ollie, entre 1917-1927”, escrito por los expertos en Laurel y Hardy, Ted Okuda y James L. Neibaur.

La escena que Enzing localizó en el Archivo venia “perfectamente descripta” y los propios autores del libro habían declarado que esos fragmentos se habían perdido.

El Archivo Fílmico de Frisia también publicó en su web la versión completa, recientemente restaurada y digitalizada de Detenido, incluidas las escenas que se habían perdido de la segunda mitad de la película.

En uno de los fragmentos se muestra cómo el cuello de El Flaco, un prisionero que termina en la horca, se estira fuera de sus proporciones normales, lo que le lleva a una humorística huida de manos de su verdugo, una escena absurda típica de Stan Laurel.

Stan Laurel junto a Oliver Hardy en 1945, dos décadas después de que empezaran a actuar como dúo cómico. (Foto: AP)

La razón por la que esta escena no se encontraba en las demás copias existentes es que, en la década del 1930, las películas de este estilo solían acortarse para ser vendidas para uso doméstico.

Todas las escenas y secuencias “superfluas” fueron recortadas en ese entonces de la película para su lanzamiento al mercado.

Por lo que se sabe hasta ahora, la copia holandesa es la única existente en el mundo que incluye la escena de la horca.

Mirá también

Con "Coco" arranca el Festival de José Ignacio

Otro de los fragmentos que faltaban y que también fue localizado es, por ejemplo, de la escena en la que Laurel y un compañero prisionero cavan un túnel de escape.

Tras el descubrimiento, la institución cultural envió una copia y se puso en contacto, a través del Eye Film Institute de Ámsterdam, con Lobster Film en París, un archivo de películas comerciales que se especializa en la restauración y digitalización.

La escena de la horca, con efectos especiales sorprendentes para la época.

Entre otras cuestiones, Lobster es famosa por su colección de películas de Laurel y Hardy, y publicó una caja de DVD con las películas de “El Flaco”, incluida la de Detenido, pero sin las secuencias recientemente descubiertas.

Esta copia de Detenido terminó en el Archivo de Frisia en 2007 cuando el historiador e investigador aficionado Dirk Swierstra, que nació y creció en Leeuwarden, llevó una colección de películas de nitrato publicadas comercialmente.

Mirá también

Tower Records: un homenaje al resurgir del disco de vinilo

Estas películas procedían de la bodega de una antigua tienda de fotografía de Leeuwarden, que pertenece a la familia Van Kampen, quienes adquirieron un lote de películas por 100 florines neerlandeses (unos 46 euros) poco después de la Segunda Guerra Mundial con el fin de alquilarlas o mostrarlas al público.

Esa colección incluía varias películas de nitrato de 35 mm que luego terminaron en el almacén de la casa de los Van Kampen y más tarde, tras el cierre de la tienda, en la bodega del edificio.

El Archivo Fílmico de Frisia aseguró en la nota que quiere “compartir” con el público este descubrimiento y que por ello, tiene programadas varias proyecciones de Detenido en una pantalla grande y blanca, para la próxima semana.

Fuente: EFE



Source link