A tal punto llegó la tendencia de que monumentos, bibliotecas, calles, avenidas, terminales de ómnibus, camping sindicales, polideportivos y represas llevaran el nombre “Néstor Kirchner” que un periodista creó el blog “ponele Néstor a todo” y contó en Clarín, en agosto de 2015, que había 168 lugares en el país llamados como el ex presidente. Hoy, cambio de gobierno mediante, esa simbología y muestra de lealtad empezó a caer en desgracia. Uno de los cambios más fuertes fue el de las represas de Santa Cruz y se mantiene vivo el debate con el Centro Cultural Kirchner.

Esta última idea la motorizó Mauricio Macri apenas asumió su presidencia. En boca del titular del Sistema Federal de Medios, Hernán Lombardi, se buscaba el reemplazo “por algo que nos contenga a todos los argentinos” en boca del titular del Sistema Federal de Medios, Hernán Lombardi.

ANTES: El parque municipal e Mar Chiquita, sobre la Ruta 2, cuando tenía el nombre del ex presidente.

DESPUÉS: el parque municipal de Mar Chiquita, sobre la Ruta 2, ya sin el nombre del ex presidente.

El debate está frenado porque el cambio debería pasar por un Congreso que arrancó 2018 paralizado. El macrismo se conforma con llamarlo “CCK” a secas y disfruta hablando de represas “Cóndor Cliff y La Barrancosa”, en lugar de “Néstor Kirchner y Jorge Cepernic”. La grieta llega a esos niveles.

A nivel provincial, otro de los oficialistas más anti K, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, rebautizó la terminal de ómnibus que pasó a llamarse “Coronel Manuel Arias”. En Córdoba, el auditorio de Radio Nacional ya no lleva más el nombre del ex presidente. Y así sigue el listado en distintos municipios del interior del país, según destacó en un artículo este domingo el diario Perfil.

Mirá también

Mauricio Macri y el clan Moyano: negociación, amenazas y un duelo permanente

En algunos territorios la situación genera cruces. Así sucede con el caso de la rotonda de acceso a La Plata: el concejal macrista Julio Irurueta presentó un proyecto a fines de diciembre para llamarla “Héroes del submarino ARA San Juan”. Y en declaraciones a Perfil contó que para 2012 cuando se la bautizó Néstor Kirchner “se lo hizo de manera irregular porque la ordenanza fija que las personas tienen que tener cinco años de fallecidas”. El ex presidente falleció el 27 de octubre de 2010.

Calle Néstor Kirchner en El Chaltén

Otro caso en disputa es el del polideportivo ubicado en Coronel Vidal, kilómetro 375 de la ruta nacional número 2 que va a Mar del Plata. Ya no están más las inmensas letras de aluminio con el nombre del ex presidente, sino que hoy luce el nombre pintado con aerosol. La batalla escaló a nivel político: para el concejal kirchnerista Jorge Scala “es una venganza política. Sacaron las letras (supuestamente) para repararlas pero le sacaron hasta los soportes” dando a entender que nunca más volverán a ser recolocadas.

Hoy, aquel blog del periodista Leonardo Mindez ya no está activo: sinónimo de los tiempos que corren.



Fuente