Su nombre atraviesa las crónicas policiales de Rosario desde hace tiempo. Incluso las más resonantes.

A Milton César se lo ligó con el crimen de Martín “Fantasma” Paz, el ataque que inició la causa por la que hoy son juzgados 25 miembros de la banda narco “Los Monos”. También, con el asesinato de Claudio “Pájaro” Cantero.

Mirá también

Grondona, Echegaray y "Los Monos" se cruzan en la causa por lavado contra Balcedo

Ese episodio, del que judicialmente fue desligado, le dejó sin embargo consecuencias dolorosas e imborrables: dos días después de que acribillaran a Cantero, “Los Monos” intentaron cobrar venganza contra César, a quien creían el responsable de la muerte del líder de la organización.

Atacaron una camioneta en la que pensaron que viajaba el supuesto sicario. Las balas terminaron con las vidas de Nahuel César, su hermano, con la de un amigo y dejaron en grave estado a su madre, Norma César, quien murió tiempo después.

El sábado a la tarde, en otro feroz ataque, mataron a un hermanastro de César. Le dispararon 16 veces en el suroeste de Rosario. Se llevaron su moto, pero el móvil no parece ser un simple robo.

Mirá también

La amenaza que anticipó otro crimen en la guerra narco entre dos familias de Rosario

César, desde la cárcel, prometió venganza. “Me mataron a mi hermano pero yo estoy vivo. Van a tener que meter la familia dentro de una caja fuerte porque les voy a hacer cualquiera, mangas de cobarde. Gente inocente matan nomás”, escribió en una cuenta de Facebook que lleva su nombre.

Durante un allanamiento realizado en su pabellón, en la calle de Piñeiro, se secuestraron cuatro chips y un celular. Según fuentes del Ministerio de Seguridad de Santa Fe, durante el procedimiento el detenido aseguró que el perfil desde donde se realizaron las amenazas no era suyo.

Facundo Hernández, de 19 años, tenía antecedentes que lo vinculaban al delito, en especial ligados con el robo de viviendas.

El padre de Hernández y pareja de Norma César se salvó de milagro el 28 de mayo de 2013, cuando balearon la camioneta Nissan que circulaba por Francia y Acevedo, en la zona sur de Rosario.

Mirá también

Los Funes versus Los Camino, la nueva guerra narco que atemoriza a Rosario

Por ese ataque, que terminó con tres homicidios, será juzgado a partir del mes próximo Ramón “Monchi” Machuca, uno de los líderes de “Los Monos” que la Justicia cree responsable de ese ataque.

A Milton César se lo ligó en 2011 con el robo de un automóvil al por entonces ministro de Justicia de Santa Fe, Héctor Superti. También con el crimen del “Fantasma” Paz. En ambos hechos quedó desligado judicialmente.

En mayo de 2013, después de que mataron a Cantero, el clan familiar manejaba el dato de que César fue uno de los que disparó. Tenían una información errónea: buscaban en realidad a un joven llamado Milton, pero su apellido era Damario. El año pasado un tribunal absolvió Damario por la muerte de “Pájaro”.

Lo cierto es que con esa información el clan Cantero decidió emboscar a César. Erraron el objetivo y mataron a parte de su familia. El joven se escondió y días después declaró en una entrevista que “Los Monos” le habían puesto precio a su cabeza: 500 mil pesos.

Poco tiempo después lo detuvieron y ante el juez declaró que Ariel “Guille” Cantero había querido matarlo en 2011 y que salvó su vida de milagro después de un atentado a balazos contra un vehículo en el que circulaba.

Hoy está detenido en Piñero por amenazas calificadas y portación de arma de fuego. La amenaza contra los que asesinaron a su hermanastro parece calcada a la que miembros del clan Funes, que se disputan territorio y negocios ilícitos con la familia Camino en la zona sur de Rosario, hicieron días pasadas tras la muerte de uno de los hermanos de los dos líderes de la organización.

“A mi hermano no me lo devuelve nadie pero ellos van hacer fila para velar la de muerto que le voy a dejar”, aseguró desde la cárcel y también a través de Facebook Lautaro “Lamparita” Funes. Los investigadores también allanaron su celda para determinar cómo tenía acceso a Internet.



Fuente