El caluroso pueblo de Belén trajo consigo un arsenal de accidentes que se dividieron entre abandonos y problemas mecánicos. Las pérdidas más resonantes fueron las del argentino Luciano Benavides y el francés Adrien van Beveren.

La etapa 10 del Rally Dakar 2018 se disputó entre Salta y el pueblo de Catamarca, en donde los pilotos debieron recorrer 795 kilómetros y 372 de especial. El frío cesó y el calor se instaló en la competencia. Mañana La Rioja.

La única preocupación que tenían los periodistas por la mañana era el intenso calor que se avecinaba para el mediodía. Parecía un día tranquilo en Belén, Catamarca, sin embargo a partir de las 12 la jornada comenzó a transformarse.

Mientras la prensa sudamericana decidió almorzar un asado bajo los árboles del campamento, un helicóptero interrumpió el momento. Los periodistas dejaron la comida y se acercaron a él. Allí estaba Gustavo Gallego (piloto de Quad) en una camilla, siendo trasladado al hospital.

Minutos más tarde se escuchó el apellido Benavides por todo lo alto. Era Luciano, el menor de los hermanos, quien había abandonado tras sufrir una fuerte caída, la cual le provocó un fuerte golpe en el hombro y la espalda.

A medida que corrían las horas, el calor aumentaba al mismo tiempo que aumentaban los accidentes. El piloto francés de Quad, Simon Vitse, también se despedía de la competencia tras sufrir un impacto en su cadera. A él se le sumó su compatriota, y protagonista del Rally Dakar 2018, Adrien van Beveren, el número 4 de Yamaha se cayó a tres kilómetros de la meta y una fractura de clavícula derecha, además de un traumatismo torácico, le impidió continuar con la carrera.

El italiano Alessandro Botturi y el húngaro Janos Desi, motociclistas de Yamaha y KTM, también tuvieron un accidente en esta caótica etapa.

Los accidentes no sólo fueron físicos, sino también mecánicos. El “as” de Perú, Nicolás Fuchs no pudo empezar con el especial y lo informó por twitter: “Tenemos problemas mecánicos, estamos trabajando en reparar”. Del otro lado, el argentino de 29 años, Diego Duplessis, rompió su cadena en un lugar muy difícil de arreglarla.

Con el trazado llegando a su fin, el próximo destino será Chilecito, en la provincia de La Rioja, en donde el intenso calor seguirá asechando desde temprano. La etapa 11 contará con 467 kilómetros de enlace y 280 de especial.