En la noche de este domingo 11 de febrero  el Autódromo Rosamonte de Posadas sufrió un lamentable hecho con el robo de  dos tanques de agua, seis inodoros. Además de destrozos en la distintas salas: en la delegación municipal de transito, los malhechores irrumpieron en la zona de cantina, en la sala de prensa en el cual sustrajeron un modem rompiendo los vidrios como así en diferentes sectores, también en  el depósito que se encuentra  debajo de los boxes y en el galpón de la Técnica donde se realizan las verificaciones luego de las carreras.

En los distintos lugares del autódromo destruyeron ocasionado daños en las instalaciones eléctricas.