El Ministerio de Salud Pública actualizó el estado de salud de los estudiantes de la Escuela de Policía riojana que aún permanecen en el hospital, quienes fueron sometidos a entrenamientos de tortura en los cuáles murió Emanuel Garay.

“De acuerdo a lo informado por la directora médica del hospital Regional, Silvana Ocampo, solo permanecen en internación cinco de los jóvenes cadetes. Ellos se encuentran en el Servicio de Clínica Médica, con evolución favorable y su función renal normal. Afortunadamente ninguno de los estudiantes corre riesgo de vida y se evalúa cada caso, para dar el alta médica en las próximas horas”, sostiene el texto.

Emanuel Garay, de 18 años, el cadete muerto tras un entrenamiento extremo en la Escuela de Policía de La Rioja

Además, se informó que en la mañana del domingo 11, ingresó al nosocomio un último de los estudiantes, quién presentaba síntomas tardíos de deshidratación, y que por el momento el cadete, de sexo femenino, se encuentra estable, con hidratación y control de enzimas, bajo observación médica.

Mirá también

"La sartén", el brutal escenario de las torturas a los cadetes riojanos

Por el caso, hay ocho oficiales detenidos acusados de “homicidio doloso”, tras la muerte de Emanuel Garay (18), un joven que no soportó la brutal exigencia. Y el abogado de la familia denunció a los seis cadetes por “lesiones gravísimas seguidas de muerte”.

Funcionarios locales junto a las autoridades del Hospital Enrique Vera Barros, realizaron una conferencia de prensa el domingo para informar sobre el estado de salud de los pacientes ingresados de la escuela de cadetes.

“Yo digo torturas porque eso no fue un entrenamiento. Cualquier atleta que entrena lo hace en condiciones controladas que no ponen en riesgo su vida. Les pegaron, les hicieron barbaridades. A mi hermano lo mataron. Cada cosa que me cuentan me hace acordar a la última dictadura militar”, dijo Roque Garay, uno de los tres hermanos de la víctima que se llama igual que su padre.

Mirá también

Analizan quitarle a la Policía riojana el manejo de la escuela del horror

Tras la muerte del joven de 18 años, desplazaron al jefe de la Fuerza, Luis Páez, y al secretario de Seguridad, Luis Angulo.

Mirá también

El cadete riojano muerto: ordenan detener a seis cadetes superiores



Fuente