Lo tiró de un golpe y le dio una paliza. Así culminó un intento de asalto en una estación de servicio de San Antonio de Padua, en Merlo, cuando un hombre que iba en moto junto a su novia se defendió a las piñas de un intento de robo.

La víctima del asalto se salvó de milagro: el cómplice del ladrón golpeado le disparó, al menos, en tres oportunidades antes de huir. Falló.

Las imágenes son tremendas y fueron registradas el 17 de febrero en la estación de servicio del cruce de Almirante Brown y avenida Rivadavia de San Antonio de Padua, en el Oeste del Conurbano.

Así quedó el ladrón golpeado. (Captura TV)

Todo ocurrió cuando un hombre que iba en moto junto a su novia ingresó a la estación de servicio flanqueado por otra moto en la que iban dos ocupantes.

No bien frenó junto al surtidor, desde la otra moto le apuntaron con un arma mientras que el ladrón que iba de acompañante se bajó: se querían llevar el vehículo. Pero no pudieron.

La víctima del intento de robo le dio un golpe violento al asaltante, lo tiró al piso y lo dejó aturdido. Mientras el delincuente que permanecía en la moto le disparó dos veces por la espalda, el hombre le dio una paliza al ladrón que estaba en el piso.

Mirá también

Violento robo: como no sabe abrir la caja registradora, intenta romperla contra la espalda del vendedor

Mientras la víctima seguía golpeando al ladrón, el cómplice -aún a bordo de la moto- pasó por delante de ellos y volvió a disparar. El hombre se salvó de milagro, el delincuente que recibió la paliza fue detenido y buscan al cómplice.



Fuente