[ad_1]

Un testigo que declaró entre ayer y hoy en el juicio por el crimen de Paulina Lebbos (23) quedó detenido por “falso testimonio” luego de incurrir en numerosas contradicciones.

Además, según Télam, el tribunal ordenó que también se lo investigue por la “desaparición y homicidio” de la joven, ocurridos en Tucumán en 2006.

Se trata de Jorge Jiménez, amigo del ex novio de Paulina, César Soto, y a su vez padrino de la hija de este último y la víctima, que hoy tiene 17 años. Ayer, al declarar, negó haber acosado a la joven, aunque se comprobó que la llamó al menos cuatro veces en cinco minutos.

El ex de Paulina Lebbos, César Soto, al llegar al Palacio de Justicia de San Miguel de Tucumán. La Gaceta

“Éramos muy amigos y siempre la llamaba; no había nada extraño”, comentó. “No me gustaba Paulina, y si bien usaba polleritas cortas y puperitas, no provocaba nada en mí”, había manifestado el ex compañero de trabajo del novio de Paulina, de acuerdo al diario La Gaceta.

Nunca esperaba esto. No sé por qué me detienen. Porque no me acordaba de las cosas“, contó el nuevo sospechoso a la prensa tucumana. “Era mi amiga”, remarcó sobre Paulina y sostuvo que “no” sospecha de Soto respecto del crimen.

El fiscal de cámara, Carlos Saltor, pidió la “inmediata” detención de Jiménez por falso testimonio advirtiendo que tenía herramientas para entorpecer la investigación en libertad.

Los abogados defensores y la querella coincidieron en el pedido al que accedió el tribunal.

Un mural con el nombre de Paulina Lebbos en la Facultad de Filosofía y Letras de San Miguel de Tucumán. Foto Lucía Merle.

Emilio Mrad, el abogado que representa a Alberto Lebbos, el padre de Paulina, pidió que “continúe el juicio para que se sigan sumando pruebas”.

La noche en que desapareció Paulina, Jiménez la llamó cinco veces durante cuatro minutos y, entre otras inconsistencias, no pudo explicar por qué.

Jiménez tiene una coartada: dice que esa noche estuvo en una fiesta familiar, aunque con la nueva investigación deberá probarlo.

Soto, la pareja de Paulina y el padre de Victoria Lebbos, ahora de 17 años, “empezó a buscar abogado” después de su declarar diez horas delante del tribunal. También tuvo contradicciones en su relato y está en la mira por “falso testimonio”.

Mirá también

Juicio por el crimen de Paulina Lebbos: un ex novio lleno de contradicciones

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS