[ad_1]

Un ladrón con antecedentes y ligado a la UOCRA murió al ser baleado por los ocupantes de una casa del barrio La Piedad, a 30 cuadras del centro de Bahía Blanca, adonde entró a robar. Había llegado en moto y sorprendido a una pareja (Juan Ferro Moreno y Norma Arbilla) cuando regresaban a la propiedad, en Blandengues al 1200, adonde se encontraban dos hijos (cada uno de matrimonios anteriores).

Tras un forcejeo en la cochera, el delincuente cayó al piso con una herida mortal en la región lumbar derecha, producida por un arma de fuego, informó la Policía Distrital, aunque las pericias no determinaron todavía quién fue el integrante de la familia que disparó o si el tiro se escapó en medio de la pelea.

La casa donde ocurrió la entradera mortal, en Bahía Blanca. Foto La Nueva

Al asaltante muerto lo identificaron como Leandro Agustín Merloz Rivarola, de 32 años, quien en abril de 2015 había estado detenido en Coronel Pringles, acusado de intimidar a empresarios de la construcción, junto a un cómplice, preso hoy en la cárcel bahiense junto a la ex cúpula de la UOCRA acusada de asociación ilícita y extorsión.

Además, tenía antecedentes por un robo cometido en 2013 en una casa de Pasaje Amaya al 500 y ese año también lo habían arrestado por circular en una moto con un revólver calibre 32 largo, marca Doberman, y siete municiones.

“Tírense al suelo o los mato”, escucharon vecinos, que llamaron al 911, mientras los hijos de la pareja, de 14 y 32 años, que se encontraban dentro de la casa, salieron en auxilio de sus padres al oír los ruidos.

Nos jugamos la vida, porque si no nos mataba”, dijo Ferro Moreno al regresar desde el hospital municipal donde atendieron a su esposa de una fractura de cráneo y a sus hijos de cortes en los brazos, producidos por el ladrón.

En medio del forcejeo, donde hubo golpes y cuchilladas, se oyeron dos tiros. “Escuché dos disparos y los gritos de la mujer”, contó a una radio local Iara, vecina de la familia, quien apuntó que llamó cuatro veces a la Policía.

En un principio se informó que Merloz Rivarola había acudido al lugar junto a un cómplice, pero el propio Ferro Moreno lo desmintió. “Si eran dos, nos mataban”, comentó el hombre, que ahora teme por represalias y la inseguridad que se vive en el sector.

A dos cuadras de allí, el año pasado, motochorros mataron al almacenero Ramiro Barragán (31), en un intento de robo. Junto a otros vecinos del barrio se quejaron por el retiro de una garita de seguridad que había en el sector. “Esto es tierra de nadie y reclamamos más protección”, dijo el ex corredor de midget sobre cómo se vive en la zona. “El problema es la pobreza y la falta de educación”, apuntó, más profundo, otro vecino.

Mirá también

Multitudinaria marcha en Bahía Blanca tras el crimen de un ex futbolista durante un robo

Esta mañana, a media cuadra de donde se produjo el fatal intento de robo, se realizó el acto oficial de inicio de clases del nivel secundario en Bahía Blanca, en el Instituto Sagrado Corazón. “La educación es el camino para promovernos, para construir entre todos, una patria en donde nos tratemos como hermanos, viviendo la cultura de la solidaridad y obrando conforme a la verdad”, dijo su director Omar Policano.

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS