Para los peritos psicólogos oficiales que evaluaron a Gastón Berganza, juzgado por el crimen de Diego Feinmann, el empresario “posee una personalidad de característica narcisista”, “su afectividad es egocéntrica”, tiene “conductas impulsivas” y “las críticas lo hieren con facilidad”.