[ad_1]

El presidente del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (Cucicba), Armando Pepe, alertó hoy que “hay 3.550 inmobiliarias en riesgo”, la mitad de las que funcionan actualmente en territorio porteño, como consecuencia de la ley que reguló los honorarios por contratos de alquiler.

“La 5.859 es la ley mediante la cual se cercenaron los derechos a cobrar los honorarios a los inquilinos cuando se celebra un contrato de alquiler y la que fijó que al propietario no se le puede cobrar más de 4,15% del valor del contrato”, indicó Pepe a Télam.

Explicó que “desde el momento en que se instaló el cepo cambiario en 2011, las inmobiliarias se dedicaron exclusivamente a trabajar con alquileres” y puntualizó que “con esta ley porteña, los corredores perdieron la mitad de sus ingresos y hay una gran cantidad que quedó al borde de desaparecer”.

“La están pasando muy mal, de las 7.084 inmobiliarias registradas en el Colegio, la mitad está en riesgo”, aseguró el titular del Cucicba, quien señaló que “esto representa como mínimo a 3.550 familias, aunque en muchos casos, hay más, por la cantidad de empleados”.

Agregó que “hoy la rentabilidad del sector inmobiliario es la más baja de la historia” y precisó que, “históricamente, el valor de alquiler de una propiedad equivalía al 1% de su valor de mercado y ahora está en 0,3%”.

“Con la salida del cepo, el blanqueo de capitales y la mejora en la actividad, hubo inmobiliarias que pudieron aprovechar todo esto y se recuperaron pero la mitad de los corredores no vive de la compra venta de inmuebles”, sostuvo.

Pepe aseveró que “en muchos barrios no hay desarrollos inmobiliarios como se ve en determinadas zonas, sobre todo en el centro y norte de la Ciudad”.

En consecuencia, “esas inmobiliarias, que están en barrios donde casi no hay edificios, realizan pocas operaciones, la están pasando muy mal”.

“En el último año hubo cierre de inmobiliarias, que rondaría las 100, aunque todavía no es un número firme, y hay muchísimas más con riesgo de cerrar”, aseguró Pepe, quien indicó que “el Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC) se metió en todo esto”.

En ese sentido, explicó que “desde el IVC le pusieron un techo a lo que las inmobiliarias pueden cobrar a los propietarios, como honorarios por los contratos de alquiler”.

“El IVC se quiere convertir en una inmobiliaria gigante, salen a vender los 1.900 departamentos de la Villa Olímpica sin que intervenga ningún corredor inmobiliario, criticó.

El titular del Cucicba mencionó que “hay otras 3.000 viviendas detrás de la cancha de Huracán (del lado de Barracas), construidas a partir del Programa de Crédito Argentino (Procrear), que también saldrán a venderse sin intervención de corredores inmobiliarios”.

En tanto, Pepe señaló que el IVC invitó al sector “a formar parte de la Mesa de Diálogo de la Ley de Alquileres”, de la cual restan reglamentar algunos puntos.

“Estamos el Colegio, la Cámara Inmobiliaria Argentina, representaciones de propietarios, de inquilinos y organizaciones sociales, como Barrios de Pie y La Boca Alerta, pero me parece una mezcla de intereses difíciles de conciliar”, concluyó Pepe.

[ad_2]

Fuente