El sobrecogimiento, esa sensación que no discrimina credos a la hora de ingresar a un templo, se modifica aquí en la Parroquia Nuestra Señora del Rosario, de Santa Fe. Invade, antes del olor a quemado, la desazón. No hace falta ser creyente. La destrucción que provocó un incendio intencional en el interior de esta iglesia fue casi total.

Creen que los ladrones la prendieron fuego para no dejar rastros que pudieran delatarlos o por la bronca que les dio no encontrar más que dos micrófonos y un parlante de la sala de monaguillos por donde entraron.

Mirá también

"¿Cómo se podría llegar a un arreglo?", dijo tras ser detenido con 616 tarjetas falsas

“Es una circunstancia que duele en el alma. Aquí hay mucho esfuerzo de todos, de los vecinos, y va a costar mucho volver a empezar” le dijo a Clarín el padre Julián Muyur.

La situación ocurrida en las primeras horas de este sábado fue alertada por un vecino y los bomberos no tardaron en llegar para apagar las llamas que amenazaban con convertir en cenizas la parroquia, ubicada en el barrio Nueva Pompeya de Santa Fe.

Así quedó la parroquia tras el incendio intencional. Foto José Almeida

La indignación se percibe. Los vecinos llegan compungidos y sorprendidos por la magnitud del daño. Se toman la cabeza o hacen gestos de negación, como no pudiendo creer lo que ven. No es para menos: en la parroquia, además, les dan de comer a más de 300 chicos de la zona.

Mirá también

Volvieron los "quemacoches" a Ituzaingó: incendiaron ocho

“Nos cuesta creer esta maldad. Va a llevar mucho esfuerzo levantarnos pero ya lo estamos haciendo entre los vecinos que de corazón se acercaron a dar una mano”, indica el sacerdote.

De los delincuentes aún no hay novedades pero la Policía de Santa Fe busca a los autores que se sospecha serían del barrio, según explicaron a Clarín fuentes policiales.

Así quedó la parroquia tras el incendio intencional. Foto José Almeida

Por lo pronto, y para dar una demostración de fe, solidaridad y fuerzas, esta tarde se celebrará una misa a las 18.30 en la iglesia ubicada en calle French y Peñaloza, en el Noroeste de la ciudad.

Corresponsal en Santa Fe



Fuente