[ad_1]

En una prolongada exposición con perfiles académicos, el urólogo platense acusado de 17 casos de abusos contra pacientes, intentó explicar a la Justicia que los denunciantes confundieron sus prácticas médicas con masturbaciones y tocamientos en los genitales.

Pablo Colaci (46) estuvo casi siete horas frente a la fiscal Betina Lacki para una declaración indagatoria, después que se confirmaron que son 17 las personas que acusan al especialista por vejaciones y situaciones impropias con el ejercicio de la profesión.

Pablo Colaci, al momento de ser detenido mientras atendía en una clínica de La Plata.

En las últimas horas, la fiscalía presentó una ampliación de las pruebas que imputan al urólogo. Logró reunir el testimonio de 16 mayores y un menor que coinciden en que el médico cometía abusos en los consultorios de una clínica de Ensenada y en un centro médico de La Plata, donde los atendía.

Incluso, hay relatos que cuentan experiencias de abuso con acceso carnal, según el pedido de detención elevado al juez Pablo Reale.

Mirá también

Ya son 17 las denuncias de pacientes abusados por el urólogo de La Plata

Por eso, Colci tuvo que volver a los Tribunales. A diferencia de la primera vez, cuando se negó a declarar, ahora preparó una presentación como si se tratara de un congreso médico, dijeron fuentes judiciales.

Asistido en este caso por la defensora oficial, Cecilia Sicard, el hombre que está detenido desde el 19 de marzo, planteó un minucioso detalle de su protocolo de intervención profesional: “Los denunciantes confundieron un tocamiento natural de la zona del prepucio del pene, que tuvo fines meramente científicos con un acto impropio de masturbación”.

Colaci explicó a los instructores judiciales las técnicas que usa en una “subespecialidad dentro de la urología”, y aseguró que estaba capacitado para “hacer un tratamiento distinto al común de sus colegas”.

Mirá también

La carta que el urólogo acusado de abuso sexual de pacientes escribió en prisión: 6 claves para defenderse

El caso comenzó con dos denuncias, una de ellas planteada por un adolescente, que habrían sido sometidos a estas situaciones en 2015 y 2016. Cuando se hizo público, por la repercusión llegaron otros pacientes que hicieron relatos similares.

En un mes se juntaron 15 testimonios. El juez Raele sostuvo las imputaciones por estos nuevos casos abusos sexuales supuestamente ocurridos algunos en la clínica La Ribera de Ensenada, ubicada en calle La Merced número 286, y en los consultorios “Prestigio Médico”, de calle 39 entre 18 y 19, de La Plata.

La carátula es “abuso sexual gravemente ultrajante para la víctima por las circunstancias de su realización” (15 hechos) y “abuso sexual con acceso carnal, agravado por resultar un grave daño en la salud de la víctima, en concurso real con abuso sexual gravemente ultrajante para la víctima por las circunstancias de su realización agravado por resultar un grave daño en la salud, en concurso ideal con corrupción, porque uno de los pacientes que habrían sido abusados es menor”.

Mirá también

El urólogo acusado de abuso, soltero y con una trayectoria "respetable" en el ambiente

Colaci volvió a su celda individual, del pabellón de abusadores, del complejo penitenciario Roberto Petinatto, ubicado en Olmos, a 16 kilómetros del centro de La Plata. Seguirá allí hasta que esta semana se resuelva la prisión preventiva. Si la Justicia avala esa medida, Colaci permanecerá preso hasta el juicio oral.

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS