La gran demanda de dólares en el mercado de cambio obligó al Banco Central a intervenir con fuerza esta semana para calmar a la divisa para evitar una escalada -algo que al menos hoy no está logrado- y debió sacrificar en solo tres días u$s 2.100 millones de reservas. Economistas consultados por ámbito.com coincidieron en que la suba de la moneda era "esperable", aunque tuvieron distintas opiniones respecto a la postura que debe adoptar la entidad conducida por Federico Sturzenegger.

Por caso, para Gustavo Ber "se están acumulando fuertes tensiones en el mercado cambiario" y el BCRA "está teniendo una fuerte pulseada por la repentina aceleración de la demanda". Se trata, según su visión, de una consecuencia de "una mayor aversión al riesgo global lo que genera una repatriación de capitales hacia EEUU". "Esto está generando debilidad generalizada de todas las monedas de la región. Se están desarmando apuestas de carry trade y una redolarización de toda la región", sostuvo.

Ber consideró que "el objetivo del BCRA debería ser calmar esta situación, a través de buscar un nuevo equilibrio en las variables cambiarias y monetarias, permitiendo tasas más altas en el mercado secundario de Lebac; que el peso gane atractivo ante un escenario de inflación alta; un tipo de cambio mayorista que se recomponga frente al deterioro que tuvo frente a sus pares regionales y que actúe como amortiguador del escenario internacional".

En tanto, agregó que "abril debería ser el último mes de inflación alta, por eso el BCRA tiene que acudir a todas las herramientas que tenga para tratar de que el dólar actúe como ancla cambiaria y no sumar mayor presión". "Quizás no le sea posible frente a la renovada demanda y el escenario global. Probablemente el equilibrio venga con tasas y dólar más altos", remató.

Aldo Abram, por su parte, dijo que "era esperable que imponer la renta financiera a los inversores del exterior provocara una salida de capitales". Es porque desde ayer rige esa medida que aplica el impuesto a las Ganancias. "Los que aprobaron la ley no pueden echarle la culpa al BCRA. Ayer el Central hizo lo que tenía que hacer, defender el valor de la moneda de los argentinos. Este era el costo que había que pagar", opinó.

Y luego agregó: "Más teniendo en cuenta que el Gobierno para anticipar financiamiento que necesitaba para este año, lo que hizo fue tomar deuda en exceso en la primera parte del año y en lugar de ir vendiendo a medida que necesitaba decidió vendérselos todos juntos al Central que compró u$s 8000 millones en el primer bimestre emitiendo pesos y deuda. Así que no tiene ningún sentido quejarnos de las ventas de la entidad monetaria para sostener el valor de la moneda. Está supliendo lo que debería haber hecho el Gobierno. La otra alternativa a vender es emitir deuda y es la peor de las alternativas".  

Asimismo, Amilcar Collante insistió en que la intervención de ayer del Central -en la que vendió más de u$s 1.400 millones en reservas- fue producto de que "se juntaron el impuesto a la renta financiera y el desarme de Lebac". "Si amaina el contexto externo y el BCRA deja flotar un poco el dólar, va a empezar a aparecer oferta del sector privado. Hay que pasar esta tormenta externa", sostuvo. 

"Esto necesita un replanteo integral de la política fiscal, monetaria, cambiaria. Quedó trunco lo que pasó entre el 28 de diciembre y lo que pasó ayer. Hay que ver ahora hacia donde apunta la política", remató.

En tanto, que el analista financiero Christian Buteler consideró que la entidad monetaria no puede dejar hoy subir el dólar si no lo hizo ayer. "Se esperaba menos demanda hoy, se mantiene y el Central está dejando subir el dólar. Creo que deberían seguir con la misma tesitura sino los de ayer los vendió baratos".



Fuente