El delincuente llamó de madrugada para avisar que tenía cautivo a un familiar. Del otro lado de la línea advirtieron rápidamente que se trataba de un engaño. Entonces, las víctimas del secuestro virtual se comunicaron desde otro teléfono con la Policía. Luego, le siguieron la corriente al presunto captor pactando la entrega del dinero requerido con un paquete que caería del balcón.

A la hora señalada, un hombre en moto frenó en el domicilio. Pero lo que le cayó de la planta alta de la vivienda fue una bolsa con una papa. El delincuente se agachó y agarró el supuesto botín. Cuando levantó la mirada, se encontró de frente con un policía armado. El frustrado intento de secuestro virtual quedó registrado en una cámara de seguridad de la cuadra.

Mirá también

Qué hacer para no caer en la trampa de los secuestros virtuales

El hecho ocurrió el jueves pasado a la 1.50 de la madrugada en la ciudad de Rosario. El llamado extorsivo incluyó gritos y llantos de un supuesto cautiverio. “Junten 20 mil pesos y lo libero. La plata la tiran en una bolsa por el balcón“, ordenó el falso secuestrador. Ante la denuncia, agentes del Comando Radioeléctrico se presentaron en el domicilio de las víctimas.

Mediante tareas de inteligencia, lograron que el hecho continuara en proceso simulando la entrega del dinero solicitado. En lugar de dinero colocaron una papa dentro de la bolsa. El plan funcionó y el delincuente fue detenido.

Mirá también

"Mami, me agarraron unos tipos y me van a matar", la frase que la aturdió en un secuestro virtual

Se lo imputó por los delitos de “extorsión en grado de tentativa en calidad de coautor”. El juez de primera instancia, Pablo Pinto, aceptó la calificación legal presentada por la fiscalía y dictó la prisión preventiva efectiva por el plazo de ley.



Fuente