[ad_1]

Las dos modelos habían salido en auto por la zona de Recoleta. Alrededor de la 1.30 del domingo, ladrones le arrebataron el celular a la conductora, que decidió perseguir a los motochorros. A las tres cuadras los alcanzó y los dos asaltantes terminaron incrustados debajo de un auto estacionado:uno de ellos murió y el otro está internado grave en el Hospital Ramos Mejía. Ahora se investiga si fue un accidente o si las víctimas del robo los embistieron.

Las mujeres fueron asaltadas a la altura de Bustamante y avenida Córdoba durante las primeras horas del domingo. “La conductora tenía la ventanilla abierta y le arrebataron el celular por ahí. Los motochorros escaparon a toda velocidad”, detallaron fuentes de la Policía de la Ciudad.

Ante el robo, las víctimas decidieron perseguir a los asaltantes con el coche. Doblaron por Bustamante, después por San Luis y en la esquina con Agüero, en el barrio porteño de Balvanera, chocaron a la moto, marca Motomel. Sospechan que por la velocidad a la que iban, los ladrones perdieron el control: terminaron incrustados debajo de un Renault Megan rural que estaba estacionado.

El auto en el que dos modelos persiguieron a dos motochorros en Balvanera

“Las mujeres iban en un Peugeot 207 y se investiga si chocaron con la moto, que iba a alta velocidad tratando de escapar. Cuando cayeron, por el impulso, los motochorros terminaron debajo del auto estacionado”, confirmaron las mismas fuentes. Tras el impacto, intervino personal de la comisaría 9° de la Ciudad, que en un primer momento creyó que era un accidente convencional.

Para poder sacar a los ladrones de allí también tuvieron que intervenir los Bomberos, que levantaron el Megane para rescatarlos . Cuando sacaron a uno de ellos, Oscar Orona (43), ya estaba muerto. Personal del SAME intentó hacerle tareas de reanimación, pero no hubo nada que hacer.

Su cómplice, de nombre Julián, es un joven de 21 años que está grave y tuvo que ser trasladado de urgencia al Ramos Mejía, donde anoche permanecía internado en terapia intensiva por “politraumatismos”.

Orona tendría antecedentes penales y habría recuperado la libertad a mediados de 2017. Según confirmaron en la Policía, entre sus pertenencias habrían encontrado el celular que, minutos antes, le habían robado a la conductora.

Las mujeres no quedaron detenidas. Pero ayer por la mañana la que manejaba el auto fue citada a declarar ante el Juzgado Criminal y Correccional N°19 de Capital Federal. La investigación quedó a cargo del juez Diego Slupski, que deberá determinar si la imputa por homicidio o si se trató de un accidente mientras actuaba en legítima defensa.

“Al momento se dispusieron medidas para determinar las causas de la muerte y avanzar en las pericias”, informaron fuentes judiciales a Télam. Y agregaron: “La conductora declaró que ella no llegó a tocar la moto pero las pericias preliminares señalaron que sí hubo un impacto que ocasionó el choque con el otro vehículo”. El Peugeot 207 tiene el capó abollado.

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS