Fuentes del sector petrolero desmintieron a ámbito.com que falte provisión de crudo para refinación al precio establecido, como había sugerido la compañía petrolera holandesa Trafigura al anunciar que paralizaba su refinería de combustibles que opera en Bahía Blanca.

Según comentaron desde la industria petrolera a este medio, la decisión no se debe a un faltante de petróleo, sino a que la firma extranjera pretende adquirir el crudo por debajo del precio establecido de u$s 66.

En la reformulación del acuerdo firmado el 8 de mayo con distintas firmas petroleras, se pactó un valor para el crudo local de u$s 66 para mayo, u$s 67 para junio y u$s 68 para julio.

Trafigura, que tomó el control y la operación de la refinería Dr. Ricardo Eliçabe a mediados de mayo tras la compra a Pampa Energía, informó el lunes en un comunicado que el cese del procesamiento de crudo radicaba en “el desfasaje entre los precios de los combustibles y los costos de producción e importación”.



Fuente