Una pareja de presos que pedía visitas íntima y se las negaron comenzaron a besarse y abrazarse apasionadamente en la audiencia. El juez dispuso el desalojo de la sala y el traslado a la celda del hombre. Ocurrió en los tribunales de Madryn.

El hombre y la mujer están detenidos por robo agravado por el uso de armas de fuego. Son novios. Él está detenido en Puerto Madryn y ella, en Trelew. Los jueces Horacio Yangüela y Marcela Pérez rechazaron la petición de los detenidos Sebastián Méndez y Rocío Río Frío de tener visitas íntimas.

Mirá también

Presos hacen huelga de hambre porque no les anda el cable y se viene el Mundial

La resolución inicial la tomó la jueza Patricia Asaro, quien denegó las visitas. Méndez pedía ser trasladado desde Madryn a Trelew en patrullero para tener visitas con su pareja, también consorte de causa, según la imputación.

“La causa es por robo agravado a un repartidor, que resultó herido con arma de fuego en su pierna. Inicialmente se lo detuvo a Méndez y luego, a raíz de una intervención telefónica, donde se autoincriminaba del hecho y señalaba una intención de llevar adelante conductas para entorpecer la causa, detuvieron a la mujer”, señaló el fiscal Jorge Bugueño.

El defensor público Lucio Brondes impugnó la resolución de la jueza y pidió que sea revisada por otros dos jueces. “Se trata de dos jóvenes que están en pareja y son concubinos”, pidió Brondes a los jueces.

La Fiscalía se opuso con el argumento que pondría en riesgo el proceso por el peligro de entorpecimiento, ya que en la escucha telefónica, cuando hablaban entre ellos, indicaban de coaccionar a un testigo menor de edad.

“Estamos hablando de un robo agravado por la utilización de arma de fuego, con un disparo de arma de fuego donde resultó lesionado un repartidor”, sostuvo Bugueño. “El hecho de que estén juntos puede potenciar que entorpezcan el proceso. Tampoco hay una acreditación del vínculo que poseen. Solicito confirmación de la jueza Asaro”, pidieron desde la Fiscalía.

Mirá también

Golpe a un camión de caudales en La Matanza: ningún tiro y un custodio herido

Tras un cuarto intermedio, los jueces Horacio Yangüela y Marcela Pérez confirmaron la resolución de su par y rechazaron las visitas con argumentos “de fondo y de forma”. Primero, porque la apelación presentada por Brondes fue extemporánea y excedió los plazos procesales. Y luego porque “primaba el derecho a cautelar el proceso sobre el derecho de los imputados de mantener visitas íntimas”.

Los detenidos tuvieron que ser desalojados de la sala. A los 10 minutos de la audiencia, el juez Yanguela llamó la atención al detenido por besarse con su pareja: “Méndez si no se comporta en la audiencia, vuelve a la celda”.

15 minutos más tarde, volvió a reiterar el llamado de atención y ordenó retirarlo de la sala: “Méndez se lo tengo que reiterar. Guardia, trasládenlo a la celda, no va a presenciar la audiencia”. El hombre fue retirado de la sala.



Fuente