La Bélgica que todos esperaban apareció en el segundo tiempo en toda su dimensión y le alcanzó para liquidar a una Panamá que aguantó con orden durante 45 minutos. La jerarquía individual del seleccionado europeo definió el partido en el debut de ambos seleccionados en el Mundial de Rusia 2018. Fue 3 a 0 en el estadio Olímpico de Sochi con dos goles de Romelu Lukaku y uno de Dries Mertens.

Los belgas no estuvieron lúcidos en el primer tiempo y no hicieron buen uso de la pelota pese a tener un 68% de posesión. Sin embargo, el pese específico de jugadores como Mertens, Hazard, De Bruyne y Lukaku en algún momento iba a definir la historia. Y fue lo que pasó.

Panamá pasó un primer tiempo sin grandes sobresaltos. El técnico colombiano Bolillo Gómez armó un equipo que se defendió con tranquilidad y se animó a sacar algún contragolpe. Dentro de las limitaciones dejó una imagen aceptable.

Los belgas jugaron al trote y no hicieron daño. Tuvieron la pelota sin profundizar y no hubo intervenciones importantes de sus figuras. Sobre todo les faltó intensidad para romper la resistencia de un rival muy limitado.

En el inicio del complemento llegó el golazo de Mertens que abrió el camino del triunfo del seleccionado europeo. Y Lukaku culminó con un cabezazo una jugada muy bonita para el segundo. Otra vez el goleador del Manchester United apareció definiendo con mucha clase en el tercero.

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS