A ocho años de la brutal salidera bancaria a Carolina Píparo, que le costó la vida a su hijo Isidro, la justicia platense habilitó este viernes la prisión domiciliaria para Miguel Angel “Pimienta” Silva, el encargado de “marcarla” dentro una sucursal del Banco Santander Río, en el centro de la ciudad.

El mismo tribunal que hace cinco años condenó a Silva a perpetua -aunque luego Casación fijó una pena de 25 años de cárcel- le concedió el beneficio por el “avanzado deterioro del estado de salud” tras haber sufrido tres ACV.

Mirá también

Le otorgaron la prisión domiciliaria al "marcador" de la trágica salidera contra Carolina Píparo

En diálogo con TN, Píparo reconoció que este fallo era “esperado”. “Cuando recibí la noticia que había pedido la domiciliaria quise comprobar que el estado fuera realmente grave. Fuimos a una audiencia y es una persona que no se puede mover por sus propios medios ni puede hablar, por esta dificultad no se le pudo hacer un examen psicológico”, contó.

La actual legisladora bonaerense dijo que esa audiencia, realizada el 8 de junio, “fue dura porque fue revivir todo”. “En un momento se quebró cuando le recordé que él me marcó en la misma semana que iba a nacer su nieto, él me marcó estando embarazada, viendo la panza que yo tenía. El era el jefe de la banda y no hizo nada para detener el delito”, precisó.

“En la audiencia no vi una persona arrepentida a pesar de su estado. Le dije que lo entendía porque yo había estado peor. Estuve en terapia intensiva, muriéndome, y mi hijo ni siquiera tuvo la posibilidad de morirse conmigo. Adelante del tribunal tuve que recalcar esto, que yo no lo perdonaba y no voy a perdonar nunca a nadie en nombre de mi hijo”, añadió.

"Pimienta" Silva no puede hablar ni moverse por sus propios medios.

“Pimienta” Silva no puede hablar ni moverse por sus propios medios.

Píparo remarcó que Silva no está en condiciones de volver a delinquir. “Sería casi milagroso. Pensé en todo para que no le haga daño a otros. Sí me parece que es un delincuente pero no está en condiciones ni siquiera de manejar un celular. A mi esto no me va a sacar la humanidad, por eso no puse ningún obstáculo. Respeto la decisión que tomó el tribunal”, dijo.

Además, recalcó que, a ocho años del hecho, las sentencias a sus asaltantes y asesinos de su hijo aún no están firmes y llegarán a la Corte Suprema de la Nación. “Esto se tiene que cortar tanto para la víctima como para el victimario. No puede haber tantas instancias para ninguno de los dos, porque no se termina nunca. Termina generando impunidad porque esta persona está hoy yéndose sin una condena firme”, cerró.

Mirá también

Reglamentaron la ley de víctimas de delitos

Píparo fue atacada en julio de 2010 después de retirar dinero de una sucursal del Banco Santander Río, del centro de La Plata. La siguieron hasta su casa de La Loma y allí le sacaron el dinero, la golpearon y la atacaron a balazos. Estaba embarazada de ocho meses. Isidro nació por una cesárea de urgencia pero murió a la semana. Carolina estuvo 40 días en terapia intensiva.

El 13 de mayo de 2013 fueron condenados a perpetua “Pimienta” Silva, Carlos Moreno (autor del disparo), Luciano López, Juan Manuel Calvimonte y Carlos Jordán Juárez. Otros dos imputados fueron absueltos. Esas penas se revisaron dos años después, cuando el Tribunal de Casación consideró que la muerte del bebé Isidro no fue homicidio calificado, sino uno cometido en ocasión de robo. La pena para Silva se fijó en 23 años de cárcel.



Fuente