Daniel Lagostena (58) fue condenado a 22 años de cárcel por el homicidio de Erica Soriano (30), la joven desaparecida en 2010. La pareja de la víctima había sido declarado culpable el miércoles, aunque el Tribunal Oral en lo Criminal N° 9 de Lomas de Zamora aún no había definido el monto de la pena.

“No me hace diferencia que hayan sido 25 años de cárcel o 22 como finalmente le dieron. Lo importante es que se hizo justicia”, aseguró minutos después del fallo Verónica Soriano, hermana de la víctima, en referencia a la pena que había solicitado la fiscalía durante los alegatos. 

Si bien el cuerpo de la joven nunca apareció, para los jueces quedó comprobado que Lagostena, quien estuvo en pareja con la víctima durante nueve meses, la asesinó y se deshizo del cadáver. Para eso habrían sido clave sus vínculos con comerciantes vinculados al rubro funerario. 

Noticia en desarrollo



Fuente