La justicia platense habilitó este viernes la prisión domiciliaria para Miguel Angel “Pimienta” Silva, condenado por ser el “marcador” en la trágica salidera bancaria contra Carolina Píparo. El mismo Tribunal que lo condenó hace cinco años le concedió ese beneficio por el “avanzado deterioro del estado de salud” del asaltante.

Píparo fue atacada en julio de 2010 después de retirar dinero de una sucursal del Banco Santander Río, del centro de La Plata. La siguieron hasta su casa de La Loma y allí le sacaron el dinero, la golpearon y la atacaron a balazos. Estaba embarazada de ocho meses. Isidro nació por una cesárea de urgencia pero murió a la semana. Carolina estuvo 40 días en terapia intensiva.

Carolína Píparo, actual diputada provincial, no se opuso a la decisión judicial. “No buscamos venganza”, explicó. (MAURICIO NIEVAS)

El 13 de mayo de 2013 fueron condenados a perpetua “Pimienta” Silva, Carlos Moreno (autor del disparo), Luciano López, Juan Manuel Calvimonte y Carlos Jordán Juárez. Otros dos imputados fueron absueltos. Esas penas se revisaron dos años después, cuando el Tribunal de Casación consideró que la muerte del bebé Isidro no fue homicidio calificado, sino uno cometido en ocasión de robo. La pena para Silva se fijó en 23 años de cárcel

Hace poco más de un mes, la defensa de Silva presentó un planteo en Tribunales para pedir la domiciliaria. Los abogados argumentaron que su defendido tuvo tres ACV y que no puede manejarse por sus propios medios. Aseguraron que necesita ayuda hasta para comer y que la cárcel no le garantiza esa asistencia.

Una semana después hubo una audiencia. Píparo estuvo otra vez frente al hombre que la señaló para que luego la atacaran. “Me hubiera gustado ver un informe psicológico, porque él no hizo daño con su cuerpo, fue un organizador. Me hubiera gustado un camino de reflexión que, hasta el juicio oral, no había hecho y algún informe que indique que va a salir a recuperarse y no va a hacer más daño”, dijo la actual diputada provincial por Cambiemos, a la salida de la audiencia.

Mirá también

Carolina Píparo: "Me da mucho más miedo una moto que entrar a un banco"

La pericia psiquiátrica no se pudo hacer porque Silva casi no puede hablar. Pero todos los estudios clínicos confirman la gravedad del estado general de salud del condenado. Por eso, habilitaron a que permanezca en su casa “hasta que cambien las actuales condiciones”, según confirmaron a Clarín fuentes judiciales.

Desde el Tribunal Oral Criminal II de La Plata se cursaron las notificaciones correspondientes y no hubo objeciones del fiscal Marcelo Romero (quien instruyó la investigación y representó al ministerio Público en el juicio) y tampoco de los representantes legales de Píparo.

La legisladora aseguró a Clarín esta mañana que mantiene el mismo planteo de la audiencia. “Estamos de acuerdo con la resolución. No buscamos venganza”, aclaró. Además reiteró que se respetó su derecho como víctima.

Los abogados de la querella plantearon que se aplique una “exclusión extraordinaria de prisión para que el tiempo de condena se detenga”. Es decir, que mientras Silva esté en su casa con tratamiento médico, no haya cómputo de pena. Y que cuando vuelva a prisión tenga que cumplir el resto de la sentencia.



Fuente