Salía de la casa de unos familiares en el barrio San Alberto de La Matanza cuando lo interceptaron tres delincuentes para robarle. Mateo Villamayor (25) era gendarme pero estaba de franco de servicio y se defendió de los ladrones con su arma reglamentaria. Lo mataron de un tiro en el abdomen.

Casado y papá de una nena chiquita, Villamayor, o “Villa”, como le decían sus compañeros de Gendarmería Nacional, prestaba servicio en Florencio Varela y sus colegas lo despidieron en las redes sociales. “Que en paz descanses, camarada, y que Dios te dé el descanso eterno… Buenas guardias, charlas, mates compartidos en el trabajo… Protege a tu familia, amigos y camaradas”, fue uno de los tantos mensajes.

La cuadra de Isidro Casanova donde mataron a un gendarme.

A Villamayor lo mataron anoche, frente al domicilio de la calle Mi Esperanza 4142, del barrio San Alberto de Isidro Casanova. Hasta allí había ido a comer a la casa de unos familiares, según las fuentes.

Cuando salía del lugar y antes de subirse a su auto, el gendarme -que estaba vestido de civil– de forma imprevista es interceptado por tres delincuentes armados que intentaron robarle, pero Villamayor se identificó, extrajo su arma reglamentaria y se tiroteó con los delincuentes.

Simularon una pelea de borrachos para robar un banco

Mirá también

Simularon una pelea de borrachos para robar un banco

Uno de los disparos dio en el abdomen del gendarme, quien murió pese a que la Policía lo trasladó en un patrullero al hospital Paroissien, donde ingresó muerto. En tanto, los ladrones escaparon.

El caso lo investiga la UFI Temática de Homicidios de La Matanza, y, según las fuentes, ya tendrían identificados a los asesinos, vecinos de la Villa San Alberto, por lo que se hacían varios allanamientos en la zona de Isidro Casanova para dar con los delincuentes.

(Noticia en desarrollo)



Fuente