[ad_1]

Algo pasó en la concentración de Bronnitsy después de la derrota de la Selección Argentina ante Croacia. La reunión entre los futbolistas, el cuerpo técnico encabezado por Jorge Sampaoli y el presidente de la AFA, Claudio Chiqui Tapia, existió. Qué se dijeron, solo ellos lo saben. Lo cierto es que después le ganaron a Nigeria y se metieron en octavos cuando la eliminación en primera fase acechaba. Y luego Francia le puso punto final a la aventura argentina en Rusia.

Con el correr de los días comenzaron a surgir versiones y trascendidos. Tal como adelantó Clarín, la relación entre los jugadores y el entrenador casildense no era la mejor. Ahora el periodista de TyC Sports y columnista de Olé, Ariel Senosiain, publicó en su libro digital “El Mundial es historias”, el supuesto diálogo que habrían mantenido los principales actores de la delegación argentina en Bronnitsy tras el 3-0 frente a Croacia.

Así se puede leer en el texto que publicó Senosiain

Los futbolistas citaron a una reunión al técnico y dos de sus ayudantes. Los hijos querían retar al padre. Allí fueron Jorge Sampaoli, Sebastián Beccacece y Lionel Scaloni. En no más de quince minutos, escucharían una larga lista de reclamos: las pruebas, la inseguridad, las formaciones, los cambios, las acusaciones, sus peleas, sus nervios. “Si estás nervioso, el jugador lo percibe. Si el jugador no te cree es imposible que después puedas lograr algo tan importante como una organización colectiva”. Sampaoli lo había dejado escrito.

El discurso del plantel, encabezado naturalmente por Mascherano y Messi, apuntó justamente a la pérdida de credibilidad: “No nos llega lo que decís. Ya no confiamos en vos. Queremos tener opinión”.

Lo primero que surgió en Sampaoli fue la sorpresa: “¿Opinión en qué?”.

-En todo.

-¿Y ustedes van a armar el equipo, dirigir los entrenamientos, todo?

Messi apuntó especialmente: “Me preguntaste diez veces a qué jugadores querías que pusiera y a cuáles no, y nunca te di un nombre. Decime adelante de todos si alguna vez te nombré a alguien”.

En la sala, además de los veintitrés jugadores y los tres integrantes del cuerpo técnico, estaba presente Claudio Tapia. El presidente de la AFA sabía de antemano lo que le dirían al entrenador, a quien sólo le dijo: “Tenés que ceder”.

El inicio de la reunión tuvo una contundencia claramente mayor a la del final. La conclusión fue el consenso. Que el técnico se enfocara y no alterara. Y que los escuchara, prácticamente lo que había querido hacer en otros momentos.

Sebastián Beccacece pensó en renunciar. Sólo lo frenó el pedido de Tapia a su representante Cristian Bragarnik: “Decile que por favor no se vaya, es al que los jugadores escuchan”. Beccacece, incluso, le advirtió a Sampaoli que un entrenador no podía bancarse todo.

Todo sobre el Mundial

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS