[ad_1]

Ariel “Guille” Cantero, uno de los líderes de la banda narco Los Monos, fue identificado como autor intelectual de al menos dos de los nueve ataques a tiros ocurridos en Rosario contra jueces que investigaron, procesaron y condenaron a la organización criminal.

Dos hombres que reportan directamente a la banda fueron detenidos tras 18 allanamientos desarrollados este martes a mañana en Rosario, Granadero Baigorria y Puerto Gaboto.

Uno de los apresados sería el autor de los disparos registrados la noche del 29 de mayo contra dos domicilios que habitó en el pasado el juez Ismael Manfrín, a cargo del Tribunal que dictó penas contra 19 miembros de Los Monos. El otro se le imputará la portación ilegítima de un arma calibre 380.

Policías en una de las casas atacadas el 29 de mayo, relacionada al juez Ismael Manfrín. (JUAN JOSE GARCÍA)

Policías en una de las casas atacadas el 29 de mayo, relacionada al juez Ismael Manfrín. (JUAN JOSE GARCÍA)

Tras ese episodio, viviendas vinculadas con los jueces Juan Carlos Vienna y Marisol Usandizaga también fueron baleadas sin que se registraran heridos. Lo mismo sucedió el sábado pasado contra el Centro de Justicia Penal de Rosario, el mismo lugar donde se desarrolló el juicio contra la banda.

La Justicia investiga si esos otros siete ataques también se relacionan con el clan Cantero. En uno de los últimos los autores dejaron un papel con un mensaje claro: “con la mafia no se jode”.

Según señalaron fuente del caso por el momento no hay indicios para vincular a Los Monos con dos atentados que dirigidos contra policías que investigaron y testificaron contra el grupo durante el juicio. “Se trataría de otra gente que aprovechó la ola de ataques para disimular su autoría”, explicaron.

Las órdenes, desde Chaco

Condenado a 22 años de prisión por ser líder de una asociación ilícita y autor material de un crimen, Cantero permanece detenido en una cárcel Federal de Chaco. Allí fue trasladado horas después de que se produjeran los dos atentados contra los domicilios vinculados con Manfrín. Desde la cárcel, de acuerdo a un “enjambre” de llamados telefónicos estudiados en 81 aparatos secuestrados, ordenó los ataques.

En los próximos días, según adelantaron fuentes judiciales, “Guille” será imputado por amenazas agravadas por cometerse contra personas pertenecientes al Estado. En caso de ser encontrado culpable podría ser condenado a una pena de entre 5 y 11 años de prisión.

Un juez que participó en la condena a "Los Monos" dejó la causa tras dos ataques a tiros

Mirá también

Un juez que participó en la condena a "Los Monos" dejó la causa tras dos ataques a tiros

“Acá se pretendió amedrentar para que el Estado, no sólo el Gobierno de Santa Fe, retroceda en decisiones que se fueron tomando en este tiempo. Era una banda que se creía impune, intocable”, planteó el ministro de Seguridad provincial, Maximiliano Pullaro. El funcionario compartió una conferencia de prensa para comentar detalle de los operativos junto al Fiscal General de la provincia, Jorge Baclini, y el Fiscal Regional, Patricio Serjal.

Gendarmería Nacional, Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) y la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) trabajaron en forma conjunta desde las primeras horas del día para allanar domicilios ubicados en los barrios República de la Sexta, Avellaneda Oeste, Parque Casas y Las Flores, uno de los sectores más estrechamente ligados a la actividad de la banda comandada por la familia Cantero.

Las tareas solicitadas por la Fiscalía se pusieron en marcha a casi 96 horas de las balaceras que dañaron el Centro de Justicia Penal. Desde entonces no se habían registrado avances respecto de las primeras medidas dispuestas por Valeria Haurigot, de la unidad de Investigación y Juicio. Tras ese episodio el propio gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, reconoció que “estaba en juego la institucionalidad”.

El martes próximo comenzarán las audiencias donde se estudiarán las apelaciones presentadas por las condenas contra Los Monos. Pullaro indicó que se tomarán recaudos para que se desarrolle el trámite. Las medidas de seguridad alcanzarán a edificios y a funcionarios judiciales involucrados en el proceso.

Rosario. Corresponsalía

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS