El financiamiento de empresas a través de fideicomisos se contrajo 31% interanual en julio último, a raíz de que las tasas son “cada vez más altas”, de acuerdo con un informe difundido por First Capital Group.

Según ese trabajo, durante el mes pasado se colocaron 10 fideicomisos financieros por un total de 3.300 millones de pesos, monto que representa una caída del 31% interanual en el volumen de colocación, con relación al mismo mes de 2017.

A eso se añade un “contexto inflacionario que en igual período interanual se estima en el orden del 28% y hace más pronunciada la caída en términos reales” indicó el reporte.

La compañía indicó, además, que pese a que en julio el volumen se recuperó 5% respecto a junio (3.134 millones de pesos), en lo que va del año el financiamiento de las empresas a través de fideicomisos financieros se contrajo nominalmente 2,7% en relación al acumulado que habían obtenido las empresas hace un año.

También detalló que en julio solamente se colocó una serie Pyme y no se registraron emisiones en dólares.

Por su parte, la tasa Badlar aumentó 250 puntos básicos en el mes y para las emisiones de cupón variable en pesos, el 60% tuvieron una duración inferior a los cinco meses, mientras que el 40% restante se ubicó en el rango de cinco a diez meses.

El rendimiento esperado por los inversores del título -es decir, considerando la tasa de corte informada y la Badlar informada en el día de la colocación- promedió 60,7% para los “bonos senior”, según el informe.

Cristian Traut, analista de First Capital Group, explicó que esto indica que, por un lado, el spread que los inversores solicitaron por encima de la tasa Badlar continuó aumentando 44 puntos básicos en el mes y ya se ubica por encima de los 1300 puntos básicos.

“Por otro lado, se advierte que, desde abril, el costo de financiamiento a través de fideicomisos financieros se duplicó y desde una perspectiva histórica, la evolución de las tasas marca niveles máximos”, concluyó el especialista.



Fuente