Un agente de la Policía Local de Mar del Plata fue atacado por motochorros mientras esperaba el colectivo para trasladarse hacia su lugar de trabajo y, aunque los delincuentes no concretaron el robo, recibió un corte en el cuello.

Fue asistido en un hospital de la zona, donde recibió cuatro puntos de sutura. Los ladrones huyeron y se montaron varios operativos para dar con ellos.

Mirá también

Le roban el arma, el chaleco antibalas y el uniforme a un policía en La Plata

El hecho ocurrió a primera hora de la mañana de este miércoles en el cruce de las calles Avellaneda y San Juan. Allí, un policía esperaba el colectivo cuando dos sospechosos se acercaron en una moto y se fueron directamente sobre el agente. Tras un forcejeo, uno de ellos le dio un corte con un cuchillo.

Los delincuentes escaparon, sin concretar el robo del arma reglamentaria del policía, que el objetivo de los motochorros según relataron los testigos.

Tras se atendido en el Hospital Privado de la Comunidad, el agente hizo su declaración correspondiente en la comisaría 4ta. y recibió el alta.

“Se acercaron dos sujetos en moto y le contaron que los habían querido robar. Cuando el efectivo se acercó, uno de ellos sacó un cuchillo y le asestó un corte en el cuello. Comenzó un forcejeo para sacarle el arma y los dos delincuentes se dieron a la fuga, sin poder concretar su robo”, dijo Marcelo Lencina, subsecretario de Seguridad Municipal, al sitio digital 0223.

¿Cuánto vale el arma de un policía en el mercado negro?

Mirá también

¿Cuánto vale el arma de un policía en el mercado negro?

En Mar del Plata se registraron otros dos hechos similares en los últimos días. Lencina se refirió al tema. “Hoy por hoy, el personal tiene que estar más precavido, tiene que haber más academia, más capacitación y tenemos que entender que la realidad va cambiando y tenemos que adaptarnos a ella”, analizó.

Toda la provincia de Buenos Aires está en alerta por estos ataques. A principios de semana, un policía fue asaltado en La Plata.

Ocurrió en calle 30, entre 36 y 37, de la capital provincial. Según denunció el oficial de la Bonaerense en la comisaría 4ta., se detuvo un instante para atender una llamada en su teléfono cuando fue sorprendido por motochorros. Eran las 22.30 del domingo.

Uno de los ladrones se bajó de la moto y encañonó al policía, que estaba a bordo de su Volkswagen Gol Trend color azul. Hasta ese momento, los ladrones no se habían percatado que su victima era policía.

La bala que mató a la policía Lourdes Espíndola salió del arma de uno de los detenidos

Mirá también

La bala que mató a la policía Lourdes Espíndola salió del arma de uno de los detenidos

Cuando comenzaron a sacarle las pertenencias, encontraron el arma reglamentaria y el chaleco antibalas. Los ladrones se fueron con una pistola Bersa Mini Thunder, municiones y dos cargadores completos. También se llevaron el uniforme del oficial de la Bonaerense.

De todos modos, dos situaciones fueron las que tomaron mayor estado público. Los crímenes de Lourdes Espíndola y Tamara Ramírez.

Lourdes, de 25 años, esperaba un colectivo a 15 metros de la Autopista del Oeste, en Ituzaingó, cuando un hombre bajó de un Renault Clio. Los testigos contaron que luego de gritar “todos al piso”, disparó contra la mujer policía. Luego le quitó su arma reglamentaria y escapó.

El otro episodio ocurrió en Glew. Un ladrón de 18 años ingresó a una vivienda sabiendo que adentro dormían tres policías. Mató a Tamara, de 26 años, agente de la Policía Local de Almirante Brown, hirió a su novio y escapó con dos pistolas.

Los precios de armas en el mercado negro varían mucho por la zona y la oferta del momento. Según pudo saber Clarín, una pistola 9 milímetros (la reglamentaria de las distintas policías del país) puede pagarse hasta 25 mil pesos.



Fuente