[ad_1]

Caída la posibilidad de legalizar el aborto, tras el rechazo del Senado al proyecto que traía media sanción de Diputados, todas las miradas se posan ahora sobre el proyecto de reforma del Código Penal que, como adelantó Clarín, prevé reducir o directamente quitar las condenas a las mujeres que interrumpan de modo voluntario su embarazo.

Ese proyecto ya tiene una versión confeccionada por un grupo de expertos y será presentado ante el presidente Mauricio Macri en menos de dos semanas. Por el momento, según el documento al que accedió este diario, allí se prevé darles facultad a los jueces para suspender o directamente eximir a las mujeres de la sanción.

Pero el Gobierno, a la luz del debate que se generó en la sociedad, analiza impulsar directamente que en el nuevo Código las mujeres no puedan ser sancionadas.

Estos son los tres escenarios hoy.

Qué dice el Código Penal actual

Artículo 88. “Será reprimida con prisión de uno a cuatro años, la mujer que causare su propio aborto o consintiere en que otro se lo causare. La tentativa de la mujer no es punible”.

Qué dice el proyecto de nuevo Código

Artículo 88. “Se impondrá prisión de UNO (1) a TRES (3) años, a la mujer que causare su propio aborto o consintiere en que otro se lo causare. La tentativa de la mujer embarazada de causar su propio aborto no es punible. El juez podrá disponer que la pena se deje en suspenso o eximirla de ella, teniendo en cuenta los motivos que impulsaron a la mujer a cometer el hecho, su actitud posterior, la naturaleza del hecho y las demás circunstancias que demuestren la inconveniencia de aplicar pena privativa de la libertad”.

Al bajar el máximo de 4 a 3 años el delito pasa a ser excarcelable, salvo que la mujer tuviera antecedentes. Y si bien prevé que no haya sanciones, lo deja librado a la decisión de cada juez, lo que puede generar diferencias hasta dentro de un mismo distrito.

Qué analiza el Gobierno para el nuevo Código

Como adelantó este miércoles Clarín, un sector, con el ministro de Justicia, Germán Garavano, a la cabeza, impulsa directamente la despenalización del aborto para las mujeres. Fue uno de los temas en los que había consenso, aun entre los que votaron en contra del proyecto de legalización.

Desde Jefatura de Gabinete confirmaron que están analizando el tema, pero agregaron que “no está cerrado”. Incluso si hubiera consenso dentro del Ejecutivo, el texto deberá pasar luego el filtro del Congreso, con lo que el tema volverá a discusión.

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS