Juan Manuel Abal Medina, ex jefe de Gabinete del gobierno de Cristina Kirchner, admitió ante la Justicia que los empresarios hicieron aportes de campaña en negro para la campaña electoral del kirchnerismo en 2013, pero sostuvo que “quien lo recolectaba era Roberto Baratta, ex coordinador del Ministerio de Planificación Federal de la Nación“.

En un comunicado que difundió él mismo tras declarar en el juzgado de Claudio Bonadio por la causa de los cuadernos de las coimas, el ex senador sostuvo: “Siempre entendí que dichos aportes de privados eran voluntarios y de ninguna manera exigidos bajo coerción”.

A pesar de que esos aportes de fondos fueron ilegales y que fueron hechos sin ningún comprobante que los respalde y de que, según Centeno, llegaron a la Jefatura de Gabinete en bolsos con dólares en efectivo y que Abal Medina oficiaba como jefe de la campaña electoral, el ex jefe de Gabinete buscó despegarse del problema al declarar como imputado y dijo que “las anotaciones de Centeno que hacen referencia a su persona ‘coinciden solamente con los tres meses que participé de la campaña electoral en 2013’ y que ‘no hay ninguna otra referencia a mi persona fuera del espacio de tiempo de la campaña legislativa’.

Abal Medina fue uno de los dirigentes más cercanos a Néstor Kirchner en los últimos meses de vida del ex presidente, que ahora está investigado como uno de los jefes -junto a Cristina Kirchner- de una banda dedicada a recolectar sobornos de empresarios que tenían contratos de obra pública con el Estado.



Fuente