[ad_1]

El Gobierno resolvió que todos los trámites en el Estado sean digitales, como culminación de su política de “despapelización”. En un decreto que dictó el presidente Mauricio Macri, se estableció que “ningún organismo debe exigir la presentación de documentación en soporte papel” cada vez que una persona haga un trámite, ya que toda su información será centralizada en formato digital.

“Nos convertimos en un gobierno digital”, dijo una fuente oficial. En este plan de “despapelización”, todas las áreas de la administración pública nacional tendrán que implementar el sistema de Gestión Documental Electrónica (GDE), a partir del próximo miércoles 15 de agosto; mientras que las empresas y sociedades estatales deberán sumarse el 1° de enero de 2019. A la vez, tendrán que usar la plataforma de Trámites a Distancia para interactuar con los ciudadanos.  

“El objetivo es desterrar por completo el papel de la administración pública, permitiendo que todas las interacciones con el Estado sean de manera digital, más rápidas y más simples”, dijo el ministro de Modernización, Andrés Ibarra. Y aseguró que el sistema electrónico GDE ya funciona en todos los ministerios y en 160 organismos públicos, “habiendo generado un ahorro de más de 2.000 millones de pesos”.

El sistema GDE comenzó a funcionar en 2016 y ya se usa parcialmente en el Estado nacional, con 6.721.504 expedientes caratulados, de los cuales el Ministerio de Agroindustria fue el que más expedientes realizó, con 2.189.172. Pero el plan es que, desde el 15 de agosto todos los documentos, comunicaciones, expedientes, actuaciones, legajos, notificaciones, actos administrativos y procedimientos en general, se realicen con el sistema electrónico GDE.

Para implementarlo, el Gobierno capacitó a 227.900 usuarios del sistema GDE. “Esto no se trata sólo de la tecnología y los sistemas de gestión, sino también de los trabajadores del Estado que se capacitan para brindar cada día un mejor servicio al ciudadano”, dijo Ibarra.  

El Decreto establece que “la Administración sólo debe solicitar una vez la documentación al administrado. Los organismos deben intercambiar la información entre sí, mediante el Módulo Interoperar.ar del sistema GDE” o los mecanismos de interoperabilidad que se implementen. De todos modos, si las personas quieren presentar sus documentos en papel, “podrán hacerlo y el organismo deberá digitalizarlo e incorporarlo al sistema”, dijo una fuente de Modernización. 

La plataforma de Trámites a Distancia (TAD) ya tiene más de 1.000 trámites digitalizados y 514.000 usuarios en todo el país. En Modernización estiman que el promedio de duración de un TAD es de 38 días; mientras que los tradicionales, en soporte de papel, duran 77 días. Por ejemplo, con el TAD las operaciones de comercio exterior redujeron su tiempo de tramitación en un 65%.

El objetivo del Gobierno es que la gente tenga una ventanilla única con un perfil digital que englobe todas las interacciones con el Estado. En ese sentido, el Gobierno lanzó el mes pasado una plataforma de identificación facial para trámites a distancia; y a principios de año presentó el Sistema Nacional de Turnos, que permite sacar turnos online en varios organismos públicos, desde Argentina.gob.ar/turnos, donde se pueden hacer trámites de AFIP, ANSES, PAMI, DNI y pasaporte, entre otros.

El ministro Ibarra señaló que “los excesos de la burocracia nos condenaban al atraso por mucho tiempo. Con estas medidas estamos construyendo un Estado más eficiente, ágil y seguro, al servicio de los ciudadanos y del crecimiento del país”. 

El Decreto que dictó Macri invita al Congreso, al Poder Judicial y a las provincias a impulsar medidas “similares“, que permitan los trámites digitales en forma “remota, simple, automática e instantánea de todos los trámites” que se realicen en el país. 

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS