[ad_1]

Un olor a queso fundido, tomate y jamón se apodera del aire de la trinchera. El este de Ucrania es zona bélica y los veteranos de guerra desafían el peligro para llevarles pizzas a los soldados que están en el frente de batalla.

─Coman rápido mientras esté caliente y no haya disparos ─dice Olexi Kachko, entregando las cajas con la marca “Veterano Pizza”.

─¿Esto es para nosotros? ¿Todo esto es para mí?

─Las líneas enemigas están a menos de 80 metros. Quizá incluso huelan la comida.

Con 23 años, Bogdan Chaban y Olexi Kachko combatieron como voluntarios contra los separatistas prorrusos y luego abrieron el local de “Pizza Veterano” en Mariupol, última gran ciudad que controlan los ucranianos en el este.

En la pizzería trabajan veteranos y personas que huyeron de la guerra. Y el delivery llega hasta el mismísimo teatro de operaciones, a unos 20 kilómetros.

Por una vez, el menú causa alegría. (AFP)

Por una vez, el menú causa alegría. (AFP)

Olexi tuvo la idea mirando una serie sobre las tropas estadounidenses en Irak, en la que un soldado soñaba con comerse una pizza caliente.

─Creí que era una idea estupenda… y resultó ser muy estupenda ─dice.

Herido en la guerra, Olexi perdió un pulmón y usó la pensión por invalidez para abrir el negocio con su camarada Bogdan: es una franquicia que creó hace varios años otro exsoldado en la capital Kiev.

La "Pizza Veterano". (AFP)

La “Pizza Veterano”. (AFP)

─No solo ganamos dinero, también se trata de crear empleos para los veteranos, a los que les falta de todo, y ayudarlos a adaptarse a la vida pacífica.

Según cifras oficiales, más de 300.000 ucranianos participaron en las operaciones militares desde que comenzó un conflicto que en 4 años ya provocó más de 10.000 muertos.

Kiev y los occidentales acusan a Rusia de apoyar militarmente a los separatistas, algo que Moscú niega pese a alas numerosas publicaciones sobre la presencia de sus tropas en la zona de guerra.

Van marchando

Todas las semanas Olexi y Bogdan vuelven al frente de batalla con pizzas que se pagan con donaciones voluntarias. Por razones de seguridad, se acuerdan horarios e itinerarios con el jefe militar.

El rancho más preciado. (AFP)

El rancho más preciado. (AFP)

Cuando alguien que todo el tiempo sufre bombardeos de pronto ve venir a un tipo con pizzas, entiende que no está solo: hay mucha gente que reza por él, por su salud y la victoria.”

Vadym Sujarevski, comandante ucraniano

Esta vez toca en Vodiane, un pequeño pueblo del que huyó casi la mitad de los vecinos.

─Intentamos que el viaje se haga sin peligro ─dice Bogdan, apretando a fondo el acelerador de su camioneta gris en un tramo llano de ruta, a 300 metros de las posiciones del enemigo separatista.

Es una zona de tal peligro que nadie usa teléfonos ni electricidad, no se fuma y solo se habla en murmullos.

Pasan primero por un refugio militar y dejan varias pizzas. Luego llegan a las trincheras excavadas entre la maleza.

Es el último refugio ucraniano delante de los territorios rebeldes y los reciben con alegría. Los soldados les dan la mano y les agradecen: por un día van a evitar la sopa fría e insípida.

Hoy: menú especial. (AFP)

Hoy: menú especial. (AFP)

Fuente: AFP. Fotos de Alexey Filippov y video de Sergei Volski

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS