Los padres de la Primera Dama estadounidense Melania Trump ya son ciudadanos de ese país, un hecho que ocurre en momentos tensos para la Casa Blanca debido a sus cuestionadas políticas de inmigración. 

Un abogado de Viktor y Amalija Knavs dijo que la pareja eslovena prestó el juramento de ley en Nueva York. Hasta ahora eran residentes permanentes.

Momento, Viktor y Amalija Knavs llegan al lugar donde prestaron el juramento de ley en Nueva York este jueves (AP).

Melania creció en el pueblo industrial de Sevnica cuando Eslovenia estaba bajo el régimen comunista. Su padre era un concesionario automotriz y su madre trabajaba en una fábrica textil.

Los suegros de Trump arribaron a la ceremonia en un edificio federal en Manhattan y se fueron acompañados por agentes de Seguridad Nacional.

Viktor tiene 74 años, dos más que su yerno presidente, y Amalija tiene 73.

La primera dama, cuyo nombre de nacimiento era Melanija, lo cambió por Melania Knauss cuando inició su carrera de modelo. Se radicó en Nueva York en 1996 y conoció a Trump dos años después.

En una situación típica de las modelos, Melania fue admitida en los Estados Unidos con la visa H-1B para trabajadores altamente cualificados, como científicos y programadores de computadoras, quienes son obligados a mostrar prueba de un título, algo de lo que Melania carece. 

Obtuvo su permiso de residencia en 2001 y se convirtió en ciudadana en 2006. 

En el momento en que sus padres obtienen su ciudadanía, los Estados Unidos atraviesan un período de crisis con su sistema de inmigración. En meses pasados, la administración Trump recibió una gran presión mundial mientras buscaba llevar a cabo su plan de detener el ingreso de inmigrantes ilegales desde la frontera sur. El hecho provocó críticas internas y externas porque generaba la separación de niños migrantes de sus padres después de haber cruzado la frontera entre México y EE.UU. 

Algunos niños inmigrantes no reconocen a sus padres tras varios meses separados

Mirá también

Algunos niños inmigrantes no reconocen a sus padres tras varios meses separados

La ciudadanía de sus padres también llega en un momento cuando la Primera Dama se encuentra distanciada de su esposo, según indican sus íntimos. 

Pareja. Amigos de Melania refieren que no atraviesa por un buen momento en su relación con Trump (Reuters).

Pareja. Amigos de Melania refieren que no atraviesa por un buen momento en su relación con Trump (Reuters).

La decisión de Melania de tomar distancia de las críticas de su marido al basquetbolista LeBron James, quien había cuestionado políticas de la Casa Blanca, es un nuevo ejemplo de la forma en que calladamente trata de crear un espacio entre ella y su esposo, sin criticarlo directamente, pero dejando en claro que no está de acuerdo con él.

Melania Trump apoya a LeBron James tras el insulto del presidente a la estrella de la NBA

Mirá también

Melania Trump apoya a LeBron James tras el insulto del presidente a la estrella de la NBA

A través de Twitter expresó su desencanto con la política del gobierno de separar familias en la frontera y posteriormente visitó allí a niños desplazados, algo que su marido no ha hecho. Asimismo, tampoco se hizo ver en público en medio del revuelo creado meses atrás en torno a la supuesta relación de Trump con la actriz pornográfica Stormy Daniels. Por otro lado, su portavoz dejó en claro que la primera dama vería los canales de televisión de su agrado, aun en contra de los cuestionamientos dirigidos a esas televisoras por el líder de la Casa  Blanca.

Si bien tal vez no constituyen desafíos abiertos, Melania Trump parece querer forjarse su propio camino y hay quienes la ven desde la izquierda como un insospechado símbolo de “la resistencia”. Para otros, las suyas son acciones vacías que no la absuelven de ser asociada con el presidente y sus políticas impopulares.

Fuente: AP



Fuente