La Cámara Federal de Casación Penal rechazó un recurso extraordinario presentado por la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner para que la Corte Suprema de Justicia de la Nación revise la decisión de apartar a la jueza Sabrina Namer del tribunal que la juzgará a ella y otros acusados por presunto encubrimiento de los autores del atentado de 1994 contra la AMIA.

Se trata de la causa iniciada por la denuncia que el fiscal Alberto Nisman presentara tres días antes de aparecer muerto con un balazo en la cabeza en el baño del departamento en el que vivía en Puerto Madero en enero de 2015. Namer fue apartada a pedido de una de las querellas de familiares de las víctimas del atentado por cuanto ya había actuado en el caso como sucesora de la fiscalía especial que encabezaba Nisman desde 2005.

Con la firma de los jueces Juan Carlos Gemignani y Gustavo Hornos, la sala IV de la Cámara de Casación sostuvo que el recurso planteado por la defensa de la ex Presidenta y de otros dos de los imputados no se trata de una “sentencia definitiva ni equiparable a tal” y que por lo tanto no afecta sus derechos.

El tercer miembro del tribunal, Mariano Borinsky, quien había votado a favor de mantener a Namer en la causa y sin perjuicio de ello, también sostuvo que no se trata de una “sentencia definitiva” y que por ello debía rechazarse el recurso. De igual manera había dictaminado el fiscal Raúl Pleé.

Así las cosas, las defensas de la ex presidenta, del ex secretario general de la Presidencia Oscar Parrilli y del líder piquetero Luis D’Elía ahora tendrán una última chance de presentar un recurso de queja directamente ante la Corte, aunque con escasas posibilidades de éxito.

La causa contra Fernández de Kirchner está radicada en el Tribunal Oral en lo Criminal Federal 8 (TOCF8), integrado, además de la recusada Namer, por los jueces María Gabriela López Iñíguez y José Michilini, este último por la excusación planteada por su colega Nicolás Toselli.

La querella de Luis Czyzewski y Mario Averbuch, dos de los familiares de las víctimas del atentado, habían objetado la imparcialidad de Namer luego de votar a favor de las excarcelaciones de D’Elía y el ex secretario de Legal y Técnica de la Presidencia Carlos Zannini. Según la querella ella debiera haberse excusado de intervenir en el caso a partir de que como fiscal de la Unidad AMIA se había pronunciado en contra de la denuncia de Nisman.



Fuente