Más de 12 mil policías de la Bonarense “saturarán” desde hoy los puntos calientes de la Provincia. El plan, que será presentado este jueves a la mañana por la gobernadora María Eugenia Vidal, prevé destinar agentes para reforzar los lugares más peligrosos de 29 distritos, con controles sorpresa a autos y motos.

Tal como adelantó Clarín hace poco más de dos semanas, la iniciativa terminó de tomar forma luego de una reunión de un grupo de intendentes con el ministro de Seguridad de la Provincia, Cristian Ritondo, mientras se disputaba el Mundial de Rusia. En ese encuentro, los jefes comunales se mostraron “inquietos” por los hechos de inseguridad que registraban en sus territorios.

Mirá también

Otro ataque a un policía para robarle el arma: le cortaron el cuello con un cuchillo

“El planteo es sencillo. Tenemos a la gente agobiada con los precios de los alimentos y las tarifas en estos días de invierno más crudo. Muchos ya dejaron de pagar los impuestos municipales y algunos servicios quedan en peligro. ¿Te imaginás cuando la gente va a esperar el colectivo a la madrugada y encima los asaltan? ¿O cuando les pegan un culatazo para robarles la bicicleta con la que recorren 30 cuadras hasta la estación del tren, para ir a trabajar?”, había resumido a Clarín un intendente del PJ.

Según informaron fuentes oficiales, el plan de “saturación” apunta a reforzar la presencia policial en Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Berisso, Ensenada, Escobar, Esteban Echeverría, Ezeiza, Florencio Varela, Hurlingham, Ituzaingó, José C. Paz, La Matanza, La Plata, Lanús, Lomas de Zamora, Malvinas Argentinas, Merlo, Moreno, Morón, Pilar, Quilmes, San Fernando, San Isidro, San Martín, San Miguel, Tigre, Tres de Febrero y Vicente López.

Los agentes cubrirán las principales vías de acceso, muchas veces utilizadas por los asaltantes para escapar tras un robo, reforzarán las vigilancia en las “zonas calientes”, definidas en base a los mapas del delito elaborados en cada distrito, y realizarán operativos sorpresa en las zonas donde se desarrollan actividades comerciales y bursátiles. En esos y otros lugares, el principal objetivo serán los motochorros.

Fuentes oficiales detallaron que para cubrir la demanda de agentes necesaria para el plan de refuerzos se utilizarán efectivos de Grupo de Prevención Motorizada (GPM), que se moverán en motos britipuladas, Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas (UTOI), Infantería, Caballería y grupos pertenecientes a Drogas Ilícitas y Policía en función judicial.

Además, los controles en la calle se realizarán en conjunto con el personal de la Dirección de Tránsito de cada Municipio, quienes tendrán a su cargo el acarreo de los vehículos que no cumplan con los requisitos para circular. “Queremos controlar el parque automotor y mejorar la cercanía con el vecino para avanzar en la lucha contra otros delitos más complejos, como el narcotráfico”, explicaron desde el Ministerio. Para eso, aseguran, desde 2015 renovaron el 30% de los patrulleros y entregaron 55 chalecos antibala a los policías



Fuente