El Ministro de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, criticó la posición de la gobernadora María Eugenia Vidal y de la vicepresidenta Gabriela Michetti en el debate público sobre la despenalización del aborto. “Actuaron basadas en sus convicciones y creencias personales”, sostuvo y agregó que en casos así hay que “pensar en la dimensión colectiva porque está legislando para toda la sociedad”.

“El proyecto (de despenalización del aborto) no lo mandó Cambiemos, fue parte de un colectivo de mujeres que vienen trabajando el tema hace muchísimo tiempo. Lo que hizo el Presidente fue habilitar el debate publico, un gesto muy valiente”, sostuvo Rubinstein. Pero luego fue sutilmente crítico con la coalición gobernante. “Me sorprendió un poco que la mayoría de Cambiemos votara en contra. Pero entiendo que hay temas que requieren una maduración y muchas veces atraviesan convicciones personales y creencias. También pienso que cuando uno legisla tiene que pensar en la dimensión colectiva porque está legislando para toda la sociedad.”

Cuando Nelson Castro le preguntó por la actitud de Vidal y Michetti, Rubinstein dijo:  “Actuaron basadas en sus convicciones y creencias personales como muchísimos de los legisladores y funcionarios. Me parece que es atendible, más allá de que realmente pienso que uno tiene que tener otra dimensión a la hora de tomar decisiones sobre asuntos que tiene un enorme impacto social, no sólo por la cuestión sanitaria sino porque el debate sobre la despenalización del aborto tiene también dimensiones que tienen que ver con la ampliación de derechos, el movimiento de las mujeres, la equidad de género, etc.”

“Tanto la vice y la gobernadora actuaron basados en sus creencias personales, es atendible, pero pienso que uno tiene que tener otra dimensión a la hora de tomar decisiones sobre asuntos que tienen un enorme impacto social.”

Adolfo Rubinstein

Más allá de las críticas puntuales, Rubinstein valoró la situación actual y fue optimista a futuro. “Creo que la realidad es que la situación hoy no es la misma que había hace 4 o 5 meses cuando comenzó este debate. Es un enorme salto adelante. Sobre todo, la discusión pública, atravesando toda la sociedad.  Es un tema que era absolutamente tabú. Me quedé un poco frustrado con el final. Pero la realidad también es que los grandes cambios no se pueden dar en una sola vez y necesitan un proceso de maduración y decantación.”

Nosotros no podemos desatender una tragedia, una realidad. que es que hay chicas jóvenes, habitualmente pobres, que se mueren o tienen serias complicaciones debido al aborto en condiciones clandestinas. Esto es algo que tenemos que pensarlo y ver cómo lo vamos a resolver. Creo que lo vamos a poder resolver porque la sociedad está madurando.

Referente al futuro, enumeró los desafíos que tiene no solo su cartera sino todo el arco político. “Debemos fortalecer e impulsar las políticas de prevención del aborto. Hoy ninguno de los sectores discute la necesidad de una educación sexual integral en todas las escuelas públicas y privadas. La anticoncepción. La entrega de anticonceptivos en los centros de atención primaria de nuestro país. La interrupción del embarazo en los casos que están indicadas en la normativa vigente. Esas cosas no se pueden seguir discutiendo y hay que hacerlas aplicar. Es una obligación del Ministerio de Salud trabajando codo a codo con las provincias.”

Sé que se está avanzando la propuesta de cambios en el código penal atendiendo esta situación.



Fuente