La manera de ver fútbol cambió en agosto de 2017. La decisión del presidente Mauricio Macri de terminar con el programa del Fútbol Para Todos, puesto en marcha en 2009 por Cristina Fernández de Kirchner, fue acompañada también por una nueva forma de organización del torneo de Primera. Hace un año surgió la Superliga Argentina de Fútbol (SAF), manejada por Mariano Elizondo.

El CEO de la Superliga y el presidente de la AFA, Claudio Tapia, firmaron en julio de 2017 aquel “convenio de coordinación” clave para que se destrabara el pago millonario (unos 3.000 millones de pesos al año) de Turner y Fox, las empresas que desde la primera Superliga tienen los derechos audiovisuales de los partidos de Primera por cinco años.

En agosto de ese año comenzó un proceso difícil de llevar a cabo: lograr que la gente pagara nuevamente por ver el fútbol que durante ocho años le había sido dado gratis.

En ese entonces, ir a la popular costaba 250 pesos, 50 pesos más de los que valían desde septiembre de 2016 hasta abril de 2017.

El primer Pack Fútbol se puso a la venta en $300 y los encargados de comercializarlo fueron los cableoperadores, como Cablevisión, DirecTV y Telecentro, por citar a los más conocidos.

En una primera etapa, los hinchas todavía tenían una ventaja: hasta noviembre de 2017 los partidos de Primera se pudieron ver sin codificar (en Fox Sports y TNT) aunque en calidad estándar, ya que el HD era potestad del Pack Fútbol.

Luego, se abrieron cuatro encuentros por fin de semana, con la misma mecánica: todos en calidad estándar, en señales habilitadas por Fox Sports y TNT.

Lejos de frenarse, el negocio del fútbol creció. En apenas cuatro meses, un informe del diario económico El Cronista se sorprendía por los números positivos: el Pack Fútbol generaba 450 millones de pesos al mes, por lo que Turner y Fox ya podían ilusionarse con recaudar 5.400 millones al año, casi el doble de lo que debían depositar en Argentina.

A diciembre de 2017, pese a que ya no estaba la posibilidad de verlo gratis con el servicio de cable, había más de un millón y medio de suscriptores. Y de aquellos $300 pesos, solo el 10% le quedaba a los cableoperadores (el 90%, para Fox y Turner).

Cómo se hace. La activación del Pack Fútbol en Cablevisión.

Cómo se hace. La activación del Pack Fútbol en Cablevisión.

En febrero, la AFA informó que las entradas se incrementaban un 28%, por lo que la popular elevaba su número a los 320 pesos. Por 28 días, tener el Pack Fútbol todo un mes fue más barato que ir a la cancha a ver un solo partido. Sucede que en marzo el servicio subió a 330 pesos.

De cara a este torneo, mientras desde la Superliga le afirmaron a Clarín que “terminantemente” no se subirán los precios de las entradas en el fútbol argentino, sí habrá un incremento en el Pack Fútbol: si bien en agosto todavía se pagará $330, será del 13.6%. 

Qué incluye el Pack Fútbol en DirecTV.

Qué incluye el Pack Fútbol en DirecTV.

Desde el 1° de septiembre, ver los aproximadamente 52 partidos de la Superliga en un mes (a razón de 13 por fecha) costará $375 pesos, 55 más que ir a la cancha una vez. Con DirecTV Prepago, en tanto, se desembolsarán 95 pesos cada siete días.

Por otro lado, mientras que en Cablevisión no hay posibilidad de contratar el servicio del fútbol codificado para ver un solo partido, Telecentro y DirecTV sí independizan los encuentros a razón de 165 pesos cada uno, que se transformarán en $190 desde septiembre

Precios pack fútbol Telecentro

Precios pack fútbol Telecentro

Asimismo, la diferencia de este torneo -que tendrá menos equipos, es cierto- es que solo dos encuentros se podrán ver sin haber contratado el abono cuando antes eran cuatro. Esta fecha serán los dos el sábado: Gimnasia-Argentinos (Fox Sports 2) y Unión-Aldosivi (TNT).

Por último, la comodidad para contratar el servicio es un punto a favor para los usuarios, y también una estrategia que les salió bien a los cableoperadores.

El Pack Fútbol -o el partido, en caso de que se quiera ver solo uno en especial- se activa por internet, un SMS desde el celular y hasta con un botón del control remoto (en Cablevisión), además del convencional 0800 que suele generar irritación cuando lo que se quiere es dar de baja el cable.



Fuente