[ad_1]

“En el boxeo no hay una última chance, siempre hay una oportunidad más”. Aquella frase que Jorge Rodrigo Barrios dejó flotando en la primaveral noche correntina en octubre de 2010, después de derrotar por puntos en un deslucido combate al colombiano Wilson Alcorro en el Club de Regatas, recobra vigencia casi ocho años después de aquella pelea, que fue la última, y tras haber pasado más de dos años en prisión. ¿La última? Ahora no se sabe. Porque la Hiena pretende volver a boxear profesionalmente. Una apuesta de riesgo para un hombre que la semana pasada cumplió 42 años.

En sintonía con lo que solicitó y logró Sergio Maravilla Martínez la semana pasada, el tigrense inició el trámite en las oficinas de la Federación Argentina de Boxeo (FAB) para conseguir la rehabilitación de su licencia habilitante, trámite que debe realizar todo púgil mayor de 34 años y que permanece inactivo más de dos años (ello provoca la cancelación automática del permiso).

El último combate de Barrios: frente al colombiano Alcorro en Corrientes. (Foto: Germán Pomar / Télam)

El último combate de Barrios: frente al colombiano Alcorro en Corrientes. (Foto: Germán Pomar / Télam)

La primera estación en el camino del regreso será el Consejo Directivo de la FAB, que se reunirá el martes próximo y será el organismo encargado de dictaminar acerca del pedido del ex campeón mundial. “Es un caso similar al de Maravilla Martínez, a quien se le dio una oportunidad por su trayectoria”, explicó a Clarín Roberto Rilo, presidente de la Comisión de Boxeo Profesional de la FAB.

“Si el Consejo Directivo da la aprobación al pedido de rehabilitación de la licencia, el pedido pasa al Servicio Médico, que pide una serie de estudios específicos para el caso de cada boxeador”, añadió el dirigente.

Una resolución administrativa favorable de la FAB sería el primer paso, quizás el más sencillo. Luego sería turno del acondicionamiento. Si bien Barrios se mantiene mantiene activo en el gimnasio del club Argüello Juniors de Córdoba, una cosa es el entrenamiento y otra muy distinta es subir a un cuadrilátero.

La carrera del excampeón mundial superpluma de la Organización Mundial de Boxeo sufrió un giro definitivo, como casi todo en su vida, el 24 de enero de 2010, cuando protagonizó un incidente vial en Mar del Plata que terminó con la vida de Yamila Vanesa González, una joven de 20 años que cursaba un embarazo de seis meses.

Esa tarde, en la esquina de Independencia y Ayacucho, cerca de La Perla, su camioneta BMW X5 chocó a un Fiat 147 que estaba estacionado en la esquina. El auto salió despedido, atropelló a cinco personas y embistió a otros dos vehículos. Como consecuencia del hecho, además de la muerte de González, otras seis personas resultaron heridas.

Por el hecho, Barrios fue condenado el 4 de abril de 2012 por el Tribunal Oral 3 de Mar del Plata a cuatro años de prisión y siete años de inhabilitación para conducir por homicidio y lesiones culposas. Veintidós días después recuperó la libertad tras pagar una caución de 200 mil pesos.

Jorge Rodrigo Barrios fue detenido en noviembre de 2014 y trasladado al penal del Olmos. (Foto: Archivo DYN / Juan Rodríguez)

Jorge Rodrigo Barrios fue detenido en noviembre de 2014 y trasladado al penal del Olmos. (Foto: Archivo DYN / Juan Rodríguez)

En octubre de 2014 la Cámara de Casación bonaerense redujo la pena a tres años y siete meses de prisión, pero ordenó que fuera de cumplimiento efectivo, por lo que el 25 de noviembre ingresó al penal de Olmos. Fue liberado en febrero del año pasado, al cumplir los dos tercios de su condena.

Durante este derrotero judicial, la Hiena amagó dos veces con volver a los cuadriláteros y también anunció su retiro del pugilismo. “Voy a rehacer mi vida lejos del boxeo. Nunca más asistiré a una pelea ni tampoco entrenaré boxeadores. Dejo al boxeo definitivamente. Mi sueño de pelear en la cancha de Tigre como despedida va a quedar en un sueño”, escribió en su cuenta de Twitter en enero de 2013.

Jorge Rodrigo Barrios junto a su hijo Mauro  buenos aires Jorge Rodrigo Barrios Mauro exboxeador junto a su hijo boxeo hijo tambien box boxeador

Jorge Rodrigo Barrios junto a su hijo Mauro buenos aires Jorge Rodrigo Barrios Mauro exboxeador junto a su hijo boxeo hijo tambien box boxeador

Pero siempre hay una oportunidad más, como sostuvo Barrios tras aquel combate ante el colombiano Alcorro. Un lustro después de su anuncio de no volver a acercarse a un cuadrilátero y con su hijo Mauro, de 25 años, desarrollando una carrera como púgil rentado (debutó el 3 de noviembre del año pasado en Córdoba), el tigrense quiere otra chance.

Desde su debut rentado con victoria por nocaut ante Héctor Hugo Martínez hace exactamente 22 años, el hombre que se ganó su apodo debido a la estruendosa sonrisa que perdió tras el accidente en Mar del Plata dio forma a una foja de servicios compuesta por 50 victorias (35 antes del límite), 4 derrotas y 1 empate.

Si bien fue monarca mundial superpluma entre 2005 y 2006 (ganó el título al batir por nocaut técnico en el cuarto asalto al estadounidense Mike Anchondo y lo cedió al no dar el peso para su tercera defensa ante el dominicano Joan Guzmán), su pelea más recordada fue una derrota.

El 9 de agosto de 2003, en su primer intento mundialista, fue vencido por Acelino Freitas en un duelo que los especialistas consideraron uno de los mejores del año. Barrios derribó al entonces invicto brasileño en el octavo y en el undécimo rounds (cuando ya lidiaba con un profundo corte en su ceja izquierda que limitaba su visión). Pero un derechazo salvador en el cierre del ese episodio mandó a la lona al tigrense, dio vuelta el combate y rescató al bahiano, quien remató la faena en el duodécimo, cuando las tarjetas de los jueces marcaban empate.

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS