El empresario Hugo Eurnekian, de Corporación América, se presentó ante la Justicia para dar una declaración testimonial en la causa que tiene bajo la mira a un importante grupo de empresas, como los responsables de realizar “pagos ilegales” a los gobiernos kirchneristas. En este entramado se investiga una asociación ilícita cuya mayor responsabilidad recae sobre Cristina Kirchner.

Hugo es sobrino de Eduardo Eurnekian y actualmente tiene a cargo los negocios energéticos del grupo, como la petrolera Compañía General de Combustibles (CGC) y otros vinculados a petróleo y gas.

Eurnekian participó de varias licitaciones del kirchnerismo a través de su constructora Helport. Entre las obras que ganó está la represa de Chihuido, en Neuquén, cuyo financiamiento iba a ser ruso, pero se frustró.

Su grupo también aspiró a la construcción de las represas en Santa Cruz, aunque esa obra fue adjudicada a Electroingeniería.

“Hugo Eurnekian voluntariamente se presentó ante el juzgado que preside el Dr. Claudio Bonadío a los efectos de aclarar su situación frente a la mención de la dirección de su domicilio particular en “los cuadernos de Centeno”, informó Corporación América a través de un comunicado.

“Hugo Eurnekian manifestó ante el juez que durante 2013 hizo un aporte a la campaña electoral y que dicho aporte lo hizo a título personal exclusivamente, con fondos propios debidamente registrados en sus declaraciones juradas impositivas”, agregaron.



Fuente