José López fue uno de los hombres que más dinero manejo en los 12 años de kirchnerismo. Por sus manos pasaron todas las multimillonarias obras públicas de la gestión K y antes de caer preso, sin ir lejos, en su poder había 9 millones de dólares en bolsos que hacía volar hacia un convento en General Rodríguez. Una cantidad de dinero obscena para llevar en un auto.

Hoy, al declarar en su indagatoria ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 1, en Comodoro Py por enriquecimiento ilícito, el ex funcionario comenzó su relato dando detalles de su vida en la actualidad y contó la realidad que le toca afrontar en el penal de Ezeiza, adonde tiene que trabajar para poder pagarse la comida.

Podría resumirse en una frase: de manejar 90.000 millones de dólares a cobrar $ 4900 pesos en mano.

“En la actualidad trabajo en el Servicio Penitenciario, en el armado de bolsas. Tengo un ingreso neto de 6.200 pesos (por mes), que tiene un descuento del 20 por ciento para un fondo de reserva. Me queda un disponible de aproximadamente 4.900 pesos que utilizo para comprar comida y (elementos de) limpieza en la cantina (una suerte de almacén) y en algunos casos para ayudar a mi hija Araceli”, les contó López a los jueces Ricardo Basílico, Adrián Grünberg y José Antonio Michilini.

Fueron las primeras palabras del exfuncionario en el juicio que comenzó el 11 de junio pasado, dos años después de haber sido detenido cuando intentaba esconder 9 millones de dólares no declarados y armas de guerra en un convento de General Rodríguez. 

La llegada de José López a los tribunales federales de Comodoro Py, poco después de las 6 de la mañana. (Imagen TV)

La llegada de José López a los tribunales federales de Comodoro Py, poco después de las 6 de la mañana. (Imagen TV)

Aquel episodio quedó registrado en las cámaras de seguridad del lugar y provocó que el subsecretario de Julio De Vido fuera a juicio por enriquecimiento ilícito.

La indagatoria marca el inicio de una semana judicial intensa para López: el martes deberá presentarse ante el juez Claudio Bonadio, quien investiga la entrega de coimas mediante bolsos con dinero durante el kirchnerismo.

Un pasado millonario

No tengo ningún otro ahorro porque han sido embargados todos. La manutención de mi familia la realiza mi esposa (María Amalia Díaz)”, dijo López durante su indagatoria.

Poco tiempo atrás, la situación financiera del exsubsecretario era muy diferente. En su última declaración jurada, presentada ante la Oficina Anticorrupción a fines de 2015, cuando dejó su cargo en la Argentina para asumir como parlamentario del Mercosur, López ganaba 9 mil dólares por mes (190 mil pesos de ese momento).

Además, era propietario de dos casas en Río Gallegos, un auto y cinco terrenos en el interior del país. Su propiedad más valiosa estaba tasada en 177.000 pesos.

Los bienes de José López cuando dejó su cargo en el gobierno K.

Los bienes de José López cuando dejó su cargo en el gobierno K.

López poseía también acciones en una empresa (La Araceliti S.A.) por casi 168 mil pesos, dos cajas de ahorro con un saldo total de 488 mil pesos, un plazo fijo de 715 mil pesos, 103 mil pesos en efectivo y varios bienes más.

En total, su patrimonio a fines de 2015 estaba fijado en 1.984.792,222 pesos.

Mientras estuvo en la gestión pública, López llegó a ser uno de los funcionarios con mayor caja de la administración Kirchner. Según datos del ministerio de Planificación, el subsecretario de Obra Pública manejó un presupuesto de 90 mil millones de dólares durante 12 años.



Fuente