La hazaña que logró Juan Martín Del Potro y que se oficializará el lunes, cuando figure como número 3 del mundo en el ranking de la ATP, tiene pocos antecedentes entre los argentinos que supieron empuñar una raqueta.

El selecto grupo al que se sumó el tandilense lo integran Guillermo Vilas, Guillermo Coria, David Nalbandian y Gabriela Sabatini. Entre el primero que logró llegar al top 3 y el último habrán pasado tan sólo 43 años.

Guillermo Vilas, en el torneo de Forest Hill. en 1977. (AP/Archivo)

El año de la explosión a gran escala del Gran Willy fue en 1975. Tras un ’74 en el que ganó siete títulos, incluido el Masters, al año siguiente logró sus primeros resultados importantes en los Grand Slams: finalista en Roland Garros, cuartofinalista en Wimbledon y semifinalista del Abierto de los Estados Unidos. Y también llegó a semis en el torneo de Maestros.

La final de Roland Garros 1975 fue entre Bjorn Borg y Guillermo Vilas. Foto: AP

La final de Roland Garros 1975 fue entre Bjorn Borg y Guillermo Vilas. Foto: AP

El 30 de abril de 1975, Vilas trepó directamente del quinto al segundo lugar del ranking. Se mantendría entre los primeros cinco durante ocho años, con algunas caídas aisladas al sexto puesto y aquel sinsabor de 1977, cuando fue el indiscutido mejor del año, que aún hoy se recuerda.

José Luis Clerc coquetearía con el podio del escalafón mundial, pero nunca lograría superar el cuarto lugar y Argentina debería esperar 22 años para volver a tener un representante entre los tres mejores del planeta.

Guillermo Coria fue número 3 del mundo en 2004, cuando ganó el Masters Series de Montecarlo. Foto: EFE

Guillermo Coria fue número 3 del mundo en 2004, cuando ganó el Masters Series de Montecarlo. Foto: EFE

Con un arranque de 2004 sublime, que incluyó títulos en Buenos Aires y el Masters Series de Montecarlo, además de finales en los MS de Miami y Hamburgo, Guillermo Coria alcanzó el tercer lugar el 3 de mayo de aquel año. Lo mantendría, ininterrumpidamente, hasta el 30 de agosto. Nunca más volvería a estar tan arriba.

David Nalbandian fue número 3 del mundo en 2006. Foto: AP

David Nalbandian fue número 3 del mundo en 2006. Foto: AP

De manera similar a lo que había ocurrido con Vilas, David Nalbandian encontró en el título del Masters 2005 un trampolín para pisar fuerte en la temporada siguiente. No sumó títulos en las categorías de certámenes más importantes, pero hizo semis en Australia y Roland Garros, así como las había alcanzado en los Masters 1000 de Miami, Roma y Madrid. El 20 de marzo, el unquillense quedó tercero en el ranking, lugar que ocuparía por última vez la semana del 30 de octubre de ese mismo año (en el medio, cayó durante algunas semanas al número 4).

Gabriela Sabatini fue número 2 del ranking de la WTA en 1989. Foto: AFP

Gabriela Sabatini fue número 2 del ranking de la WTA en 1989. Foto: AFP

Para Gaby Sabatini, el principio de 1989 la depositó en el número 2 del ranking femenino, una conclusión esperable luego de un ’88 que la encontró en semifinales de Roland Garros, el título en el WTA Tour Championship (el Masters de mujeres) y hasta el bronce en los Juegos Olímpicos de Seúl.

El 27 de febrero del año siguiente llegó a ser la tercera del mundo y tuvo la constancia que sólo había logrado Vilas: tocó ese escalón todos los años hasta 1993, terminando la temporada como tercera en ese ’89, en 1991 y 1992.



Fuente