[ad_1]

Fue una ráfaga de motochorros. La camioneta 4×4 llegó a la entrada de un barrio privado y mientras esperaba a que se levante la barrera para entrar, cuatro ladrones llegaron en dos motos y le rompieron todos los vidrios para saquearla.

El golpe duró apenas 20 segundos, pero bastó para que los asaltantes hicieran un desastre en el lugar. Todo quedó registrado por las cámaras de seguridad del barrio privado “Talar de Martínez”, ubicado en Monseñor Larumbe al 3100, partido de San Isidro. Las imágenes son del viernes 29 de julio al mediodía pero se conocieron hoy.

La secuencia comenzó cuando una Chevrolet Captiva blanca llegaba a la entrada del barrio privado y se detuvo en el acceso de ingreso. En ese momento, por Monseñor Larumbe pasan 3 motos. La primera sigue de largo, pero las dos últimas -una Honda Tornado roja y blanca y una Honda Twister blanca-, con dos tripulantes cada uno frenaron apenas unos metros después de la entrada al “Talar de Martínez”.

El kiosquero que fue a buscar a su hijo a la escuela por miedo a la inseguridad y terminó asesinado

Mirá también

El kiosquero que fue a buscar a su hijo a la escuela por miedo a la inseguridad y terminó asesinado

Dos ladrones se bajaron de las motos cuando todavía no terminaban de frenar en el asfalto mojado por la lluvia. Los motochorros fueron directo a las ventanillas laterales de la Captiva. Las rompieron con facilidad a golpes de puño y de cada una manotearon las pertenencias del conductor. Así se llevaron varias mochilas y objetos de valor.

Durante el fugaz asalto, los vecinos que pasaban por el lugar buscaron refugio como pudieron. Nadie entendía bien qué ocurría y menos ante la violencia de la situación.

Un motochorro arrastró 20 metros a una mujer para robarle la cartera

Mirá también

Un motochorro arrastró 20 metros a una mujer para robarle la cartera

En las imágenes se puede ver cómo uno de los motochorros que había quedado arriba de la Tornado apuraba a su cómplice mientras daba vueltas a la vereda. Cuando ya no podían cargar con más cosas, los dos asaltantes volvieron a las motos y escaparon a toda velocidad.

Por el momento, no hay detenidos. El hecho es investigado por la comisaría 10° de San Isidro de oficio, ya que el conductor no hizo la denuncia.

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS