En medio de la crisis turca que golpean a los mercados del mundo, las acciones de empresas argentinas que cotizan en la Bolsa de Nueva York se desploman hasta más de 10%, presionadas además por la investigación judicial que salpica a políticos y empresarios por supuestos sobornos millonarios, y la disparada del dólar frente al peso. 

Los papeles del Banco Francés lideraban las bajas con un derrape del 10,4%, seguidos por los del Grupo Supervielle, con un descenso del 9,5%; y los del Banco Macro, con una caída del 9,4%.

En lo que va del año las acciones del Banco Supervielle se derrumban 63,6%; Loma Negra desciende 60,5%; el Banco Francés pierde 56,6%; el Banco Macro baja 56,2%; y el Grupo Financiero Galicia retrocede 51,4%.

Los papeles de las empresas argentinas registran fuertes bajas dado que el país profundiza la pérdida de confianza de los inversores extranjeros, algo que queda evidenciado en el nivel del riesgo país: este viernes alcanzó su nivel más alto en tres años y medio (691 puntos).

Este viernes, el rublo se desplomó a su nivel más bajo desde principios de junio de 2016, afectado por preocupaciones sobre el impacto de las nuevas sanciones de Estados Unidos, la caída de los precios del crudo y una mayor fortaleza del dólar.

La divisa rusa tocó brevemente las 67,67 unidades por dólar, perdiendo cerca de un 6 por ciento de su valor desde el comienzo de la semana por temor a las medidas punitivas de Washington.

“La moneda rusa está atrapada en una tormenta perfecta por el descenso de los precios del crudo y las nuevas sanciones estadounidenses, así como la amenaza de medidas punitivas aún más duras en los próximos meses”, dijo Lilit Gevorgyan, economista de IHS Markit.

Estados Unidos anunció el miércoles nuevas medidas contra Rusia que impulsaron a la baja al rublo y provocaron una amplia liquidación por temor a que Rusia esté atrapada en una espiral de sanciones sin fin.



Fuente